INVESTIGACIÓN

Los correos que complican más a Ghislaine Maxwell, la expareja de Jeffrey Epstein

Los mensajes muestran intercambios en 2015, a pesar de que los abogados de Maxwell alegaron que no había tenido contacto con Epstein en más de una década.

Maxwell espera en prisión un juicio que comenzará en un año. Foto: AFP
Maxwell espera en prisión un juicio que comenzará en un año. Foto: AFP

Un tribunal de Nueva York divulgó los correos electrónicos en los que el fallecido financista Jeffrey Epstein intentó tranquilizar a la británica Ghislaine Maxwell, su expareja y también acusada de tráfico sexual de adolescentes, diciéndole que ella no había hecho “nada malo”.

Los mails son parte más de 600 páginas publicadas a última hora del jueves por el tribunal de Nueva York.

Los mensajes muestran intercambios entre ambos en 2015, a pesar de que los abogados de Maxwell alegaron a principios de este mes que no había tenido contacto con Epstein en más de una década.

“No haz hecho nada malo y te sugeriría que comiences a actuar de esa forma”, le escribió Epstein en enero de 2015, cuando se multiplicaban las acusaciones contra el financista.

“Sal con la cabeza en alto, no como una convicta que se escapa. Ve a fiestas, lidia con eso”, agregó Epstein, declarado muerto por suicidio en agosto de 2019 mientras esperaba un juicio tras ser acusado de tráfico sexual.

Ghislaine, hija del fallecido magnate de la prensa Robert Maxwell se declaró no culpable de tráfico sexual de menores para el multimillonario Epstein, con quien estuvo íntimamente involucrada en la década de 1990.

Los fiscales acusan a la mujer de 58 años de reclutar a adolescentes tan jóvenes como de 14 años para satisfacer los deseos de Epstein. Las víctimas dicen que también tuvieron que complacer a algunos de los ricos socios de Epstein.

Ghislaine Maxwell, quien también está acusada de participar en abusos, enfrenta seis cargos, incluido perjurio, y podría pasar hasta 35 años en prisión si es declarada culpable.

La libertad bajo fianza le fue denegada y se encuentra detenida en el Centro de Detención Metropolitano del distrito neoyorquino de Brooklyn. Maxwell permanecerá en la cárcel al menos un año a la espera del juicio que comenzará el 12 de julio de 2021 y en el que está acusada de participar en la trama de abusos sexuales a menores en torno a Epstein.

Los correos electrónicos estaban entre docenas de documentos revelados el jueves por la noche relacionados con una demanda por difamación presentada por Virginia Giuffre -una de las mujeres que acusó a Epstein- contra Maxwell en 2015.

Sin embargo, los abogados de Maxwell habían tratado repetidamente de bloquear la difusión de esos mails, argumentando que podían perjudicar a su defendida en el proceso.

"Esclava sexual".

En un correo electrónico, el 24 de enero de 2015, Maxwell parece tratar de distanciarse de cualquier relación íntima con Epstein. “Agradecería que Shelley saliera y dijera que ella era tu novia. Creo que lo fue desde finales del ‘99 al 2002”, escribió Maxwell a Epstein. No está claro quién es Shelley.

Giuffre dijo en su testimonio en tribunales que Epstein y Maxwell eran inseparables.

Ghislaine Maxwell me trajo a la industria del tráfico sexual. Ella fue la que abusó de mí regularmente. Ella fue la que me reclutó, me dijo qué hacer, me entrenó como esclava sexual, abusó de mí físicamente, abusó de mí mentalmente”, señaló.

Ghislaine Maxwell y Epstein. Foto: AFP
Ghislaine Maxwell y Epstein. Foto: AFP

“Ella es quien creo, en el fondo de mi corazón, que debe comparecer y debe hacerse justicia con ella más que con nadie. Siendo mujer, es repugnante”, dijo Giuffre.

Maxwell negó esas acusaciones al comparecer por este caso en 2016 y calificó a Giuffre de “mentirosa”.

Giuffre afirma que tuvo relaciones sexuales con el príncipe Andrés, hijo de la reina Isabel II, cuando tenía 17 años, tras ser reclutada por Epstein. El príncipe lo niega vehementemente.

La mujer también señaló al testificar que tuvo relaciones sexuales con Alan Dershowitz, un abogado estadounidense de alto perfil, aunque el involucrado lo ha negado repetidamente y cruzó demandas con Giuffre.

Pero además Giuffre testificó que Maxwell le encargó tener relaciones sexuales con el exgobernador del estado de Nuevo México Bill Richardson, con el exsenador George Mitchell y el reclutador de modelos francés Jean-Luc Brunel, entre otros. Todos ellos han negado esas acusaciones.

En los documentos divulgados también aparecen nombres de varios otros hombres.

Giuffre dice que lo vio al expresidente estadounidense Bill Clinton en la finca privada de Epstein en las Islas Vírgenes, pero no lo acusó de ningún delito. Si bien la mujer no acusa a Clinton de ningún acto ilegal, en los documentos publicados apunta que las “orgías” eran algo habitual en la mansión de las Islas Vírgenes y que en ellas había menores.

Se espera que las declaraciones de Ghislaine Maxwell en el caso civil se publiquen la próxima semana.

Otra de las víctimas, la neoyorquina Jennifer Araoz, ha denunciado públicamente abusos de Epstein cuando era menor, y y aseguro que Maxwell “era el centro” de la red de tráfico sexual. “Por años temí a Epstein y su círculo”, afirmó en un comunicado Jennifer Araoz a principios de julio. “Hoy, las sobrevivientes de Epstein y yo podemos respirar aliviadas, ya que el arresto de Maxwell significa que puede haber algo de justicia”, concluyó.

El caso Epstein está reflejado en la serie documental Asquerosamente rico que estrenó Netflix este año, con testimonios de varios de los protagonistas y las denunciantes.

Si bien la muerte de Epstein en la cárcel fue considerada un suicidio, ha alimentado teorías conspirativas. Algunas indican que fue asesinado para que no revelase información sobre sus poderosas amistades.

Tras el testimonio del príncipe Andrés

A principios de julio, cuando fue detenida la británica Ghislaine Maxwell, los fiscales de Nueva York que llevan el caso de abuso sexual insistieron en entrevistar al príncipe Andrés de Gran Bretaña sobre su amistad con Jeffrey Epstein.

La fiscalía neoyorquina ha acusado al príncipe Andrés de no querer cooperar con la investigación sobre los delitos sexuales de Epstein y sus cómplices. El príncipe Andrés, de 60 años, rechaza haber tenido relaciones sexuales con una joven que le habría conseguido Epstein. Esa joven es Virginia Giuffre, una de las principales denunciantes de Epstein, que afirma que tuvo relaciones sexuales con el príncipe Andrés cuando tenía 17 años, tras ser reclutada por Epstein y su ex pareja Ghislaine Maxell.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados