GIRA EN ESPAÑA

Correa dice que sería más firme con medios

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, se despidió ayer lunes de España defendiendo el legado de su década en el poder y ratificándose en su enfrentamiento contra un sector de la prensa de su país, asegurando que ahora actuaría con mano más dura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente de Ecuador estuvo de gira oficial por España. Foto: AFP

Asimismo, Correa aprovechó su visita a España, donde cerró la que probablemente sea su última gira internacional antes de dejar la presidencia, para respaldar a su candidato, Lenín Moreno, en las elecciones de febrero.

"Ha sido una década de sueños cumplidos, de logros extraordinarios en materia económica, social y política", afirmó Correa, de 53 años, en una conferencia en la Universidad Complutense.

"Hoy Ecuador es un país en marcha, con democracia plena, con soberanía, con más capacidades y en franco desarrollo", subrayó Correa.

Entre los avances, Correa citó la duplicación del porcentaje del PIB dedicado a gasto social, al 9,7%, y el descenso del coeficiente de Gini (que mide la desigualdad social y donde 0 es plena igualdad y 1 máxima desigualdad) a 0,46, por debajo de la media latinoamericana. "Algunos llaman a esto populismo", ironizó, pero la protección social "fortalece el mercado, no lo contradice, (...) así la gente puede arriesgar más porque sabe que si fracasa no va a quedar en la calle, su familia va a tener educación, salud".

Asegurando que el país ya se recupera tras sufrir en 2016 un año negro de caída del 1,6% de la economía por el descenso de los precios del petróleo, la apreciación del dólar y un devastador terremoto, Correa rechazó las denuncias de los candidatos opositores de que el país "está hipotecado".

Correa tampoco rehuyó uno de los temas más polémicos de su mandato, su duro enfrentamiento con un sector de la prensa. Juicios por injurias a periodistas y medios, multas y una ley aprobada en 2013, tildada por sus opositores de "ley mordaza", llevaron a diversos organismos internacionales a denunciar el retroceso de la libertad de expresión en Ecuador. Pero Correa dijo que en retrospectiva no cambiaría nada. Actuaría "igualito, corrigiendo algunos errores y tal vez con mayor firmeza", señaló. "Ellos se quejan del acoso político. ¿Dónde nos quejamos del acoso mediático, de las mentiras que publican, de la manipulación?", se preguntó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados