RUSIA

Coronavirus: Putin llama a quedar en casa y aplaza su reforma constitucional

El jefe de Estado anunció una serie de medidas de apoyo al poder adquisitivo y a las empresas frente a la crisis económica provocada por la pandemia.

Vladimir Putin con un traje protector. Foto: AFP
Vladimir Putin con un traje protector. Foto: AFP

Vladimir Putin aconsejó ayer miércoles a los rusos que se queden en casa -aunque sin ordenarlo-, decretó una semana de asueto y aplazó el voto de su reforma constitucional, todo con el objetivo de frenar la pandemia de coronavirus. En un discurso televisado, el jefe de Estado anunció una serie de medidas de apoyo al poder adquisitivo y a las empresas frente a la crisis económica provocada por la pandemia.

Putin también declaró una semana de asueto laboral a partir del lunes para frenar la propagación del virus. El martes las autoridades reconocieron no tener una “imagen clara” del avance de la enfermedad. Los hospitales, farmacias, bancos, oficinas públicas, tiendas de alimentos y los transportes seguirán funcionando.

El presidente pidió “disciplina” a los rusos y les instó a quedarse en casa, aunque no lo ordenó. En el mundo hay 3.000 millones de personas instadas al confinamiento. “Lo que está pasando en numerosos países occidentales, tanto en Europa como en el extranjero, puede ser nuestro futuro inmediato”, advirtió.

Por otra parte anunció el aplazamiento sin fecha del “voto popular”, previsto el 22 de abril, sobre la reforma constitucional que le iba a dar la posibilidad de mantenerse en el poder hasta 2036. “Evaluaremos (...) y luego decidiremos una nueva fecha”, dijo.

Putin subrayó que la economía rusa está “bajo fuerte presión” a causa de la pandemia y anunció una serie de medidas sociales y económicas.

Entre otras decretó la renovación automática de todas las ayudas y prestaciones sociales durante seis meses, pausas en la devolución de préstamos y un aumento del subsidio de desempleo.

Para las empresas anunció el aplazamiento del pago de impuestos y de créditos a las pequeñas y medianas empresas durante seis meses para “ayudar a seguir con un trabajo sostenible, lo que significa conservar sus empleos”.

“Nuestra tarea más importante (...) es asegurarnos la estabilidad del mercado de trabajo y evitar que se dispare el desempleo”, afirmó Putin.

También prometió aumentar los impuestos a los circuitos de optimización fiscal y a las transferencias de fondos hacia cuentas offshore en el extranjero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados