EL AVANCE DEL COVID-19

Coronavirus: España espera para junio salir de cuarentena y vivir la “nueva normalidad”

El presidente Pedro Sánchez anunció que se desmontará de forma gradual el confinamiento que rige desde el 14 de marzo, en un proceso que finalizará en junio.

Felipe VI y su esposa Letizia con mascarillas durante la visita esta semana al Centro de Emergencia 112 en Madrid. Foto: EFE
Felipe VI y su esposa Letizia con mascarillas durante la visita esta semana al Centro de Emergencia 112 en Madrid. Foto: EFE

Como Italia el lunes que presentó su cronograma para salir de la cuarentena a partir del 4 de mayo, ayer martes lo hicieron España y Francia.

En España, el presidente Pedro Sánchez anunció que se desmontará de forma gradual el confinamiento que rige desde el 14 de marzo, en un proceso que finalizará en junio. “A finales de junio estaríamos como país en esta nueva normalidad, si la evolución de la epidemia está controlada en cada uno de los territorios”, dijo Sánchez, quien detalló que la desescalada durará entre seis y ocho semanas en las que se irán flexibilizando las salidas de las personas, aperturas de comercios y hoteles y la realización de actividades de ocio.

Según Sánchez, los colegios retomarán su actividad por norma general en septiembre.

El plan español parte de una denominada fase 0, y que se aplicará a casi todo el país desde el lunes próximo, y cada territorio podrá avanzar cada dos semanas a la siguiente etapa en función de sus avances en el control de la enfermedad.

En Francia, el primer ministro, Edouard Philippe, anunció la reapertura a partir del 11 de mayo de todos los comercios, excepto los restaurantes y cafés, y el uso obligatorio de mascarillas en el transporte público, en una flexibilización del confinamiento impuesto desde el 17 de marzo. “Tendremos que vivir con el virus”, dijo Philippe, quien precisó que seguirán cerrados hasta nuevo aviso los museos, como el Louvre, cines, teatros y salas de concierto.

Tras registrar un esperanzador descenso de las víctimas diarias por la COVID-19, España y Francia, con 23.822 y 23.293 muertos respectivamente, son los tercero y cuarto países más golpeados por la pandemia, detrás de Estados Unidos e Italia. Pero la nueva etapa de desconfinamiento es posible gracias a que ambos países, que llegaron a tener alrededor de un millar de muertes diarias, registran una caída en los fallecimientos: España 301 ayer martes, y Francia 437.

A diferencia de Italia, que mantendrá las escuelas cerradas hasta septiembre, Francia apostó por un regreso paulatino a las aulas a partir del 11 de mayo y abogó por la continuación del teletrabajo en los casos que sea posible.

En Italia, que registra unos 27.000 muertos y donde las industrias estratégicas reanudaron el lunes tímidamente su actividad, el desconfinamiento se hará gradualmente a partir del 4 de mayo.

Reino Unido planea también flexibilizar el confinamiento, impuesto el 23 de marzo y prolongado hasta el 7 de mayo.

Rusia, por su parte, planea un levantamiento progresivo del confinamiento a partir del 12 de mayo, aunque el presidente Vladimir Putin reconoció que “la situación sigue siendo difícil”.

En pleno debate sobre la aceleración del desconfinamiento, Alemania exhortó ayer martes a la población a mantener la prudencia y exigirá desde hoy miércoles el uso de la mascarilla en todos los comercios en Berlín, una medida ya tomada por el resto de regiones del país.

La tasa de infección aumentó en Alemania

La tasa de infección por coronavirus en Alemania ha aumentado desde principios de este mes y la gente debería quedarse en casa en la medida de lo posible a pesar de la flexibilización del confinamiento de la semana pasada, dijo ayer martes el jefe del Instituto Robert Koch para enfermedades infecciosas.

La tasa de reproducción del virus, llamada ‘R’ -número promedio de casos nuevos que genera un caso a lo largo de un período de infección-, está ahora en 1,0 en Alemania, según dijo Lothar Wieler, presidente del Instituto Robert Koch. Eso significa que una persona con el virus infecta a otra. A principios de este mes, la tasa estaba en 0,7. En Alemania no se han adoptado medidas de confinamiento, aunque sí de distanciamiento social y cierre parcial de la vida pública. Están permitidas las salidas de dos personas o entre gente que convive, así como el deporte al aire libre de forma individual. Desde el 4 de mayo se inicia una vuelta gradual a la normalidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados