EL AVANCE DEL VIRUS

El coronavirus ya estaba en España un año antes de que estallara la pandemia

El resultado de la investigación probaría que la infección de COVID-19 circulaba en España mucho antes de que se tuviera constancia, según la Universidad de Barcelona.

Búsqueda de una vacuna contra el COVID-19. Foto: AFP
Foto: AFP

El coronavirus ya estaba en España un año antes de que estallara la pandemia, según un estudio de la Universidad de Barcelona (UB) que ha detectado el virus en muestras de aguas residuales recogidas en esa ciudad el 12 de marzo de 2019. El resultado de la investigación probaría que la infección circulaba en España mucho antes de que se tuviera constancia, según la UB.

Los expertos de la UB estudiaron semanalmente muestras obtenidas de dos plantas de tratamiento de aguas residuales de la capital regional de Cataluña, bajo la premisa de que existen grandes cantidades de genoma de coronavirus en las heces. “Los niveles del genoma SARS-CoV-2 coincidieron claramente con la evolución de los casos de COVID-19 en la población”, explicó el coordinador del trabajo, Albert Bosch.

No obstante, haber encontrado presencia de virus antes de que se diagnosticaran casos demuestra, según los especialistas, que muchos infectados de COVID-19 podrían haber sido confundidos con enfermos de gripe en los servicios de atención primaria sanitaria.

“Haber detectado la difusión del SARS-CoV-2 con un mes de anticipación habría permitido una mejor respuesta a la pandemia”, según Bosch.

La región de Madrid vigilará 300 puntos de la red de aguas residuales, 45 en la capital de España, para detectar el coronavirus, ya que su eliminación por las heces permite conocer de forma precoz su incidencia, como ya están haciendo otros países europeos.

En Italia también se detectó hace unos días que el nuevo coronavirus ya estaba presente en las aguas residuales de las ciudades de Milán y Turín en diciembre de 2019, dos meses antes de que se registrara oficialmente el primer paciente de COVID-19, según un estudio del Instituto Superior de Salud (ISS). Según un comunicado del instituto, el estudio examinó 40 muestras de aguas residuales recogidas entre octubre de 2019 y febrero de 2020.

“Los resultados, confirmados por dos laboratorios diferentes, con dos métodos distintos, confirmaron la presencia del ARN”, el ácido ribonucleico o información genética del SARS-Cov-2, “en las muestras recogidas en Milán y Turín el 18 de diciembre de 2019”, detalló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados