FLEXIBILIZAN MEDIDAS

Coronavirus: los británicos están a un metro de distancia de la normalidad

El Ejecutivo de Boris Johnson anunciará hoy en el Parlamento la fecha de apertura de bares y restaurantes, que, según la prensa local, se fijará en el 4 de julio.

La Plaza de Trafalgar, en Londres, este martes. Foto: AFP
La Plaza de Trafalgar, en Londres, este martes. Foto: AFP

El Gobierno británico flexibilizará algunas de las medidas impuestas para evitar la propagación de la COVID-19, como la distancia de seguridad, con el objetivo de reactivar la economía, fuertemente sacudida por el parón de los meses de confinamiento. El Ejecutivo de Boris Johnson anunciará hoy en el Parlamento la fecha de apertura de bares y restaurantes, que, según la prensa local, se fijará en el 4 de julio.

Se espera que también adelante que, a partir de ese momento, la distancia de seguridad pasará a ser de un metro, en lugar de los dos actuales, como reclama el sector hostelero.

Está previsto evaluó ayer lunes junto al comité de estrategia los cambios que entrarán en vigor a partir de la reapertura de la hostelería, que bajó la persiana el pasado 23 de marzo, tras decretarse el confinamiento.

Aunque algunos de estos negocios han podido operar bajo servicios de recogida y entrega a domicilio de pedidos, han solicitado al Gobierno que revise la obligatoriedad de mantener dos metros de distancia, ya que implicaría que al reabrir muchos locales solo pudiesen operar al 30% de su capacidad, lo que para muchos sería inviable.

El gabinete de Johnson ha destacado que la relajación de esta medida, que situará en el metro la distancia mínima a guardar al estilo de países como Francia o China, estará basada en el consejo científico y podrá estar sujeta a cambios si se constata un repunte en los casos de coronavirus.

Ayer lunes el Reino Unido registró 15 nuevas muertes por el virus, lo que eleva el número de fallecimientos a 42.647, aunque algunas estimaciones hechas por expertos sitúan el total de decesos en más de 53.500.

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, dijo que se trata de “cifras de lunes”, esto es, del retraso en el registro de decesos y contagios que se produce durante el fin de semana, aunque destacó que todos los datos “están disminuyendo” e indican que el país camina “en la buena dirección” y la enfermedad “está de retirada”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados