PANDEMIA

Coronavirus en Argentina: se extiende cuarentena hasta 16 de agosto

"La circulación se ha convertido en el mayor enemigo para poder superar esta situación de pandemia", señaló Alberto Fernández

Alberto Fernández, presidente de Argentina. Foto: AFP
Alberto Fernández, presidente de Argentina. Foto: AFP

El gobierno argentino extendió otras dos semanas las medidas de aislamiento obligatorio impuestas el 20 de marzo para hacer frente a la pandemia de COVID-19. “Hasta el 16 de agosto vamos a mantener las cosas como están hoy. En los últimos días se nota que el virus está circulando más y se detectan más contagios”, dijo el presidente Alberto Fernández desde la residencia oficial de Olivos, acompañado por el jefe de gobierno de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de la provincia, Axel Kicillof.

La extensión de la cuarentena viene acompañada por una prohibición expresa de realizar reuniones sociales, señaladas como una de las principales fuentes de contagio. Fernández advirtió que quienes hagan estas reuniones pueden incurrir en una responsabilidad penal.

Desde el 3 de marzo pasado, cuando se detectó el primer caso del nuevo coronavirus, Argentina ha reportado 185.373 contagios, con un récord diario 6.377 positivos este jueves. Los fallecidos ascienden a 3.466, con 153 muertes reportadas este jueves, el mayor número diario registrado hasta ahora.

Hay 1.076 personas internadas en terapia intensiva, con una ocupación de esos servicios que alcanza a 55,3% en el país y 64,5% en el área metropolitana de Buenos Aires.

Fernández recalcó que esta enfermedad “no es una gripe más” y que “no hay otra solución que cuidarse”, por lo que apeló enfáticamente a la responsabilidad social de cada ciudadano.

Fernández dijo que Argentina está en una situación de relativo “privilegio” en relación a otros países cuando se observa la tasa de mortalidad, de 76 muertos por cada millón de habitantes, y sostuvo que esto se debe a que el sistema de salud “da respuestas y se ha preparado” para afrontar la pandemia.

Con todo, advirtió que está aumentando la cantidad de contagios por un afloje en el cumplimiento de las medidas de prevención y una mayor circulación de personas.

Señaló que ello también ha hecho crecer el número de fallecidos, aunque a un menor ritmo que los contagios gracias a la respuesta que está dando el sistema de salud.

Sin embargo, destacó que se registran actualmente un promedio de 80 muertes diarias, y advirtió que es “posible” que el índice de letalidad crezca.

“Lejos estoy de tranquilizarme con estos datos”, afirmó el jefe de Estado, quien recalcó que “la situación está muy lejos de estar contenida”.

Por su parte, Axel Kicillof reafirmó el concepto de “cuarentena intermitente”, de sucesivas aperturas y vueltas atrás en las medidas de confinamiento. “Seguimos con el mismo grado de apertura, limitada, cuidada, con protocolos”, señaló Kicillof, quien advirtió que, “si los números no bajan, la cuarentena va a volver a ser más dura”.

El presidente Fernández se dirigió en particular a los jóvenes, a quienes recordó que pese a ser quienes “mejor sobrellevan la enfermedad, también contagian”.

“Hagamos un esfuerzo. Es una tontería las fiestas clandestinas. Les pido por favor que nos ayuden”, dijo.

Para contener la grave crisis económica que sufre el país, que ya venía en recesión desde el 2018, el Gobierno dispuso recursos fiscales y financiamiento para empresas por un monto que representa el 4,85% del PIB, según el Ministerio de Desarrollo Productivo. Argentina se encamina a una contracción económica de entre el 10% y 12% este año, según estimaciones privadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados