COVID-19

Coronavirus en Argentina: la alarma por el COVID-19 estalla en los geriátricos

Los casos de coronavirus en geriátricos argentinos se han disparado en la última semana, con más de 60 contagios y dos muertes en Buenos Aires

Presidente de Argentina. Foto: AFP
Presidente de Argentina. Foto: AFP

Tras un mes y medio de aparente calma, los casos de coronavirus en geriátricos argentinos se han disparado en la última semana, con más de 60 contagios y dos muertes en Buenos Aires, unos hechos que han encendido las alarmas por el impacto de la enfermedad sobre la población más anciana.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacó este jueves que más de la mitad de las 110.000 muertes por COVID-19 registradas en Europa eran personas que vivían en residencias para mayores, una "tragedia humana inimaginable" que en el futuro podría evitarse con sensibles mejoras en este tipo de instituciones.

Aunque el país suramericano todavía está lejos de ese escenario, los geriátricos ya se han puesto manos a la obra para elaborar protocolos ante la llegada de la enfermedad y evitar de este modo la muerte de la población que está más en riesgo.

Un lugar "explosivo"

El país ha informado de más de 160 muertes por coronavirus desde el pasado 7 de marzo, unas personas cuya edad media ronda los 70 años.

Es por eso por lo que las instrucciones y los protocolos especialmente destinados a los geriátricos "estuvieron desde el principio", debido a la gran concentración de personas de riesgo en un espacio tan cerrado.

"Si bien puede haber un poco de mala suerte, hay geriátricos y geriátricos. No todos son iguales ni todos tienen los mismos cuidados. Es un lugar explosivo, porque no solo ahí está el grupo en riesgo mayor, sino que además están todos juntos", aseveró este viernes el ministro de Salud argentino, Ginés González García, en una entrevista en Radio con Vos.

En ese sentido, tres geriátricos porteños han reportado al menos 65 casos y dos muertes por COVID-19 esta semana, hasta el punto que uno de ellos, situado en el distrito de Belgrano, tuvo que cerrar sus puertas al advertirse posibles irregularidades en su gestión.

A este respecto, el ministro de Salud de la capital, Fernán Quirós, confesó en declaraciones al canal A24 que "va a aparecer gente que se enferme" en estos centros, por lo que instó a "hacer rápidamente los diagnósticos y distanciar a la persona contagiada llevándola a un hospital o a dónde corresponda".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados