caso amia 

Consultan a Microsoft para entender qué pasó con laptop de Nisman

Los peritos aseguran en su informe que materialmente es imposible registrar 26 entradas de dispositivos externos en la computadora del exfiscal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fiscal Nisman investigó delicado caso internacional. Murió y Argentina se estremece. Foto: Reuters.

Los peritos informáticos que están trabajando sobre la notebook de Alberto Nisman aportaron al expediente una primera precisión sobre el misterioso registro de las 20.07: dijeron que es "materialmente imposible" que se hayan conectado en la máquina, en simultáneo, todos los dispositivos que refiere ese registro.

Hace doce días, el diario argentino La Nación  informó que los peritos habían encontrado en la PC un dato, según el cual, a las 20.07, del domingo 18 de enero -cuando el fiscal estaba muerto, tendido en el baño, pero todavía no lo habían encontrado-, alguien había entrado en la computadora, que estaba en su departamento, y había introducido tres pendrives.

Los peritos precisaron ahora que además de esos tres pendrives hay otros "dispositivos registrados con conexión simultánea en ese horario".

Son "un total de 26", detallaron los expertos. Se trata de "múltiples pendrives", pero también de "discos externos, cámaras fotográficas y un CD ROM, todos en el mismo horario".

Según informaron esos expertos en el expediente, lo que dice ese registro no pudo haber sido cierto porque la cantidad de puertos USB (de entrada) que tiene la máquina no alcanza para tal cosa.

Es decir, a partir de esa situación, los especialistas entienden que no hubo una persona introduciendo aparatos en la computadora mientras Nisman yacía en el baño.

No obstante, el registro de la PC que da cuenta de esa intrusión existe. Entonces, ¿cómo se explica? Hasta ahora, los peritos no aportaron ninguna explicación.

Por ahora, lo que presentaron fue un acta de una hoja, fechada el martes pasado, en la que sostuvieron que es imposible el ingreso en simultáneo de tantos dispositivos en la computadora.

Una fuente vinculada a la investigación dijo a LA NACION que los peritos le habrían explicado a la fiscal Viviana Fein que debía tratarse de una falla en el sistema operativo de Windows. ¿Cómo se generó esa falla? ¿Puede haberla generado la propia máquina? ¿Alguien la produjo? Todavía no está explicado y, aparentemente, no lo tienen en claro ellos mismos.

Los peritos llevan más de dos meses intentando comprender qué fue lo que ocurrió. Trabajan en la computadora expertos del Área de Cibercrimen de la Policía Metropolitana, que son los peritos oficiales, junto con otros dos nombrados por las partes: Gustavo Preman, por la querella, y Marcelo Torok, por la defensa de Diego Lagomarsino. El acta del martes pasado está firmada por todos ellos.

Se trata de un documento que -explican los peritos- "complementa" lo que habían dejado asentado en un acta anterior, del 8 de abril pasado, en la que dieron cuenta del misterioso hallazgo.

Los peritos relatan en el documento del martes que arribaron a estas nuevas conclusiones "luego de un profundo análisis" efectuado por ellos y sobre la base de "pruebas de concepto".

"Resulta imposible conectar simultáneamente todos esos dispositivos, dado que es materialmente imposible contar con la cantidad suficiente de puertos USB", afirmaron. Sostuvieron asimismo que la computadora no podría haber cargado y "tomado todos [los aparatos] en el mismo momento".

"Determinamos que el registro del sistema operativo Windows 7 de estos dispositivos es inexacto en ese parámetro por lo que se concluye que dicho evento no corresponde con la conexión real de ningún dispositivo USB", afirmaron.

Una fuente vinculada al caso informó a La Nación que ayer los investigadores evaluaban la posibilidad de elevar una consulta a Microsoft para determinar si puede haber sido un error de registro de Windows.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)