VIDEO

"Construir un mundo fraterno"

El Papa exhortó a jóvenes a unir a la humanidad fragmentada y una Europa asustada por el terror; dijo que la oración debe ser el primer “chat” del día.

Francisco finalizó su visita a Polonia y clausuró la 31a Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), con una misa multitudinaria, durante la cual pidió a los jóvenes que el Evangelio sea el "navegador" de sus vidas y la oración el primer "chat" de cada día.

El Papa empleó ese original lenguaje informático en la homilía de clausura del encuentro con dos millones y medio de jóvenes de todo el mundo.

Fue capaz de una instropección fuerte hacia los corazones de los jóvenes y los conquistó también hablando de los mensajitos de texto (SMS) y las conexiones de Internet.

El Señor "espera que, entre tantos contactos y chats de cada día, el primer puesto lo ocupe el hilo de oro de la oración", dijo tras añadir que espera que el Evangelio "se convierta en tu navegador en el camino de la vida".

El Papa responde al saludo de más de dos millones de jóvenes. Foto: AFP
El Papa responde al saludo de más de dos millones de jóvenes. Foto: AFP

El Papa arribó al inmenso Campo de la Misericordia, situado a unos 12 kilómetros de Cracovia, a bordo del papamóvil blanco, donde fue ovacionado y aplaudido por una masa entusiasta de jóvenes de todas las nacionalidades, acampados en plena naturaleza para compartir y meditar bajo las estrellas sobre la fraternidad y la fe.

"Con su sonrisa y con sus brazos abiertos ustedes predican esperanza y son una bendición para la única familia humana", dijo.

Enfoque.

Instó a los jóvenes a ser constructores de fraternidad en un mundo fragmentado, en una Europa asustada por el terrorismo y por el incesante flujo de inmigrantes, y en una Polonia que parece no amar la multiculturalidad.

En el fuerte llamado que hizo a los jóvenes del mundo, Francisco sostuvo que "podrán juzgarlos como soñadores porque creen en una nueva humanidad, que no acepta el odio entre los pueblos, no ve los confines de los países como barreras y custodia las propias tradiciones sin egoísmos y resentimientos, pero no se dalienten".

En el masivo cierre de la jornada estuvieron presentes las máximas autoridades de Polonia, entre ellas el presidente de la República, Andrzej Duda, la premier Beata Szydlo, y Jaroslaw Kacinski, presidente del partido conservador en el poder, Derecho y Justicia.

La misa se celebró en francés, hebreo, inglés, polaco, chino y español, mientras al arribo de Francisco al Campus, la cantante israelí Noah cantó el tema del film italiano de Roberto Benigni "La vida es bella", para luego entonar el Ave María.

La alocución final sintetizó el hilo conductor del mensaje solidario e inclusivo del Papa latinoamericano a los jóvenes que convocó a Cracovia y que llegaron de todas partes del mundo, de al menos 187 naciones, según calcularon los organizadores.

Autoestima y fe.

Para sintonizarse con los chicos, Francisco reflexionó, casi a modo de parábola, sobre la figura de Zaqueo descripta en el Evangelio, un jefe de los publicanos, es decir "un rico colaborador de los odiados ocupantes romanos, que era un explotador de su pueblo, que por su mala fama, no podía ni siquiera acercarse al Maestro".

Zaqueo para encontrarlo superó tres obstáculos: era demasiado bajo, entonces subió a un árbol para ver a Jesús. "También para nosotros —remarcó Francisco— existe el riesgo de estar a distancia de Jesús porque no nos sentimos a la altura, tenemos una baja consideración de nosotros mismos y ésta es una gran tentación que no se refiere sólo a la autoestima sino toca también a la fe", dijo el Papa.

Luego, Zaqueo se avergonzó, pero superó la "vergüenza paralizante", desafió la "tremenda figura" de osar acercarse a Cristo y no fue rechazado sino recibido.

Al final Zaqueo superó el último obstáculo: "La multitud murmurante que antes lo bloqueó y luego lo criticó". También los jóvenes pueden desafiar a quienes "los juzgan como soñadores porque no creen en el odio ni en los muros y Zaqueo puede enseñar el coraje verdadero: ser más fuerte que el mal amando a todos, incluso a los enemigos".

Zaqueo luego nos enseñó que "Dios cuenta contigo, por lo que eres, no por lo que tienes: a sus ojos no vale el vestido que llevas o el celular que usas, no le importa si estás a la moda, le importas tú".

Justamente por esto, remarcó el Pontífice, "aficionarnos a la tristeza no es digno de nuestra estatura espiritual, es un virus que infecta y bloquea todo, que cierra toda puerta, que impide reiniciar la vida, recomenzar".

Crecer.

Los jóvenes con los que sueña el Papa no se pueden detener "en la superficie de las cosas", sino que deben "desconfiar de las liturgias mundanas de las apariencias, del maquillaje del alma para parecer mejores. En cambio, "instalen bien la conexión más estable, la de un corazón que ve y transmite el bien sin cansarse", los exhortó.

"Muchos esperan" la alegría que han recibido gratuitamente y "no se puede permanecer sentados a la espera... ni se puede responder a Cristo con un pensamiento o un simple mensajito", insistió, cómplice, con los asistentes. "Pueden hacer crecer otra humanidad sin esperar que les digan buenos, pero buscando el bien para sí mismos, contentos de conservar el corazón limpio y de luchar pacíficamente por la honestidad y la justicia", señaló como conclusión.

Convocatoria.

Francisco anunció que la próxima JMJ tendrá lugar en 2019, en Panamá. Hizo el anuncio en presencia del presidente de ese país, Juan Carlos Varela y los jóvenes recibieron la noticia con una lluvia de confetis blancos.

Varela difundió un comunicado en el que manifestó que "el pueblo de Panamá se siente orgulloso de que el Santo Padre haya reconocido a nuestro país, cuyos valores de paz, diálogo y convivencia son similares a los que porta la JMJ". Agregó que "la JMJ es un poderoso llamado a los jóvenes para la construcción de un mundo mejor".

El presidente centroamericano acompañó a unos 1.800 jóvenes panameños que viajaron a Cracovia para participar del evento.

"Se trata de un acontecimiento de múltiples implicaciones para el país y por ello vamos a respaldar a la Arquidiócesis de Panamá en lo que considere necesario", aseguró Varela.

Panamá tiene 3,6 millones de personas, la gran mayoría católicos, aunque con una presencia cada vez mayor de los evangélicos.

Como testimonio y posta, sobre el final, se realizó el pasaje de la Santa Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud de los polacos a los jóvenes de Panamá.

Plantea no identificar al Islam con terrorismo

Una exhortación a que no se identifique al Islam con el terrorismo hizo el Papa al hablar con los periodistas en el vuelo de retorno de Cracovia a Roma, y aseguró que también hay fundamentalistas católicos.

Explicó que no le gusta hablar "de violencia islámica ya que todos los días se leen en los diarios violencias de todo tipo". Puso como ejemplo los numerosos casos de feminicidios que hay en Italia. "Sí, yo no hablo de violencia islámica o de violencia católica. Los islámicos no son violentos ni tampoco los católicos. Es como una macedonia, hay de todo", comentó. "En todas las religiones hay un pequeño grupo fundamentalista". (Fuente: EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)