EN COLOMBIA

El conflicto que afectó a 250.000 niños

El conflicto en Colombia ha afectado a más de 250.000 niños desde que en 2013 arrancaron las conversaciones de paz, según un informe publicado el sábado por Unicef.

De ellos, unos 1.000 fueron utilizados o reclutados por grupos armados durante ese período, señala la agencia de Naciones Unidas para la infancia.

El informe apunta que al menos 75 menores fueron asesinados y 180 resultaron heridos en estos últimos tres años, con 130 muertos o heridos por minas o explosivos que no habían detonado.

Hasta 65 escuelas se vieron dañadas por combates o fueron utilizadas con fines militares, denuncia Unicef, que asegura que al menos 10 maestros fueron asesinados desde 2013.

A todo ello se suma un mínimo de 180 menores víctimas de violencia sexual y más de 230.000 que se vieron desplazados de sus hogares.

La inseguridad, el miedo a ser reclutados, las amenazas de abusos y el problema de las minas están llevando a muchos niños a dejar la escuela, añade el informe.

La situación, como es natural, es especialmente mala en las zonas de conflicto, pues los menores que viven allí representan el 40 % del total que no acude a las clases.

Pese a todo, desde que empezaron las negociaciones de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) la situación de los niños ha mejorado claramente.

Por ejemplo, entre 2013 y 2015 se redujo a la mitad el número de menores muertos o heridos por minas y restos de explosivos, mientras que la cantidad de desplazados bajó un 40 por ciento.

Sin embargo, Unicef subraya las grandes dificultades a las que se siguen enfrentando los más pequeños en el país. "Incluso si la paz se firmase mañana, los niños seguirán estando en riesgo de todo tipo de violaciones", concluye.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados