terroristas solitarios dicen a familiares lo que están por hacer

Conducta pensada y con debilidades

Un estudio de 119 terroristas que actuaron solos, realizado por Paul Gill, de University College de Londres y otros co autores, publicado en la edición de marzo de 2014 del Journal of Forensic Sciences, descubrió que “no existe un perfil uniforme” de actores solitarios, si bien hablaron con anterioridad de sus quejas, creencias y hasta de su intención de cometer violencia.

Los hallazgos sugerirían que el trabajo policial tradicional dentro de comunidades que son objetivos resulta vital para detectar un ataque potencial. Gill dijo en una entrevista telefónica, que en la actualidad hay entre ocho y diez ataques por año, y espera que el número se incremente.

Sus actos “rara vez fueron súbitos e impulsivos” y que “habitualmente participaron de una serie de actividades detectables y observables con un más amplio grupo de presión, movimiento social u organización terrorista”.

Dijo que es difícil, pero no imposible, detectar a un actor solitario y que “tienen debilidades que crean oportunidades para el contraterrorismo”.

Un estudio que él realizó para el Departamento de Seguridad Territorial de Estados Unidos, descubrió, para su sorpresa, que “en el 60 por ciento de los casos, los individuos habían filtrado información específica sobre los planes en los que estaban a punto de embarcarse”, diciéndoles a familiares y amigos lo que estaban por hacer, señaló Gill.

Agregó que muchos de ellos intentan ser dramáticos para que el ataque sea recordado, debido a que el valor de la propaganda es tan importante como la magnitud del daño. Mencionó el asesinato del soldado Rigby, que cobró una víctima, pero se hizo en un espacio público. La escena y comentarios por parte de uno de los agresores fueron grabados y luego difundidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)