El nuevo rumbo de la región

Condenan dictadura de Maduro y acuerdan flexibilizar Mercosur

Argentina y Brasil propondrán a Paraguay y Uruguay que cada socio negocie libremente.

Bolsonaro y Macri se reunieron ayer en Brasilia, la primera cumbre entre ambos. Foto: EFE
VEA EL VIDEO. Foto: EFE

Jair Bolsonaro y Mauricio Macri no anduvieron con vueltas en su primer encuentro en Brasilia: a Nicolás Maduro lo llamaron "dictador" y se comprometieron a reformar el Mercosur a fin de hacer más flexible la rígida estructura del bloque que tanto ha criticado Uruguay.

Como resultado del encuentro entre los presidentes Bolsonaro y Macri, ayer miércoles, Brasil y Argentina van a discutir con Paraguay y Uruguay la liberación de los socios del Mercosur para negociar acuerdos de libre comercio por separado de los demás asociados del bloque. Según una fuente del gobierno brasileño, la medida podría abrir el camino para que Brasil y Estados Unidos celebren en un futuro próximo un amplio tratado de liberalización comercial, en línea con la prioridad dada por Bolsonaro a sus relaciones con Washington, informó anoche el diario brasileño OGloblo.

Venezuela.

"Reafirmamos nuestra condena a la dictadura de Nicolás Maduro. No aceptamos esta burla a la democracia", afirmó Macri en una declaración conjunta tras reunirse con Bolsonaro en el palacio presidencial de Planalto.

"La comunidad internacional ya se dio cuenta: Maduro es un dictador que busca perpetuarse en el poder con elecciones ficticias, encarcelando opositores y llevando a los venezolanos a una situación desesperante", añadió.

"No aceptamos la victimización de quien en realidad es un victimario", sostuvo el presidente de Argentina.

Bolsonaro, que suele ser especialmente crítico con los regímenes en Venezuela, Cuba y Nicaragua y le ha dado un giro diplomático radical a la política exterior brasileña, destacó la cooperación de Argentina y Brasil en el caso venezolano.

Ambos presidentes se reunieron en Brasilia. Foto: EFE
Ambos presidentes se reunieron en Brasilia. Foto: EFE

"Nuestra cooperación con Argentina en la cuestión venezolana es el ejemplo más claro de una convergencia de posiciones y valores compartidos", afirmó.

Argentina y Brasil, en el marco del Grupo de Lima, consideran ilegítimo el nuevo mandato de Maduro iniciado el jueves 10 y reconocen en su lugar a la Asamblea Nacional de mayoría opositora. El martes, la Asamblea Nacional prometió amnistiar a los militares que desconozcan al "usurpador" Maduro, cada vez más aislado internacionalmente. Su nuevo mandato (2019-2025) es desconocido por Estados Unidos, la Unión Europea y 13 de los 14 países que integran el Grupo de Lima, alegando que es resultado de elecciones viciadas.

Mercosur.

Durante la campaña electoral el propio Bolsonaro y algunos de sus colaboradores hicieron anuncios contradictorios sobre la permanencia de Brasil en el Mercosur. Incluso se manejó que Bolsonaro podría retirar a Brasil del bloque.

"El Mercosur precisa valorizar su tradición original: apertura comercial, reducción de barreras, eliminación de burocracias. El propósito es construir un Mercosur que siga teniendo sentido y relevancia", afirmó Bolsonaro.

"Es necesario concluir rápidamente las negociaciones más promisorias e iniciar nuevas con creatividad y flexibilidad para recuperar el tiempo perdido", añadió.

Macri, que ostenta la presidencia pro tempore del bloque, resaltó que las negociaciones para alcanzar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE) "han requerido mucho esfuerzo y se ha avanzado como nunca antes".

"Con su llegada, (presidente Bolsonaro), tenemos oportunidad de renovar el compromiso político del Mercosur y dar los pasos hacia un acuerdo que beneficie a ambos bloques", concluyó Macri.

Mauricio Macri y Jair Bolsonaro. Foto: Reuters
Mauricio Macri y Jair Bolsonaro. Foto: Reuters

Las negociaciones, iniciadas hace más de 20 años y retomadas recientemente, todavía no superaron los resistencias de sectores sensibles en temas como la protección de las normas y denominaciones de origen, acceso al mercado europeo o el ritmo de liberalización del sector de autopartes sudamericano.

El canciller argentino, Jorge Faurie, dijo ayer que la prioridad del Mercosur será acelerar las negociaciones que ya "están muy prontas", como las de la UE, los países del EFTA (Suiza, Islandia, Noruega y Liechtenstein) y Canadá. Faurie señaló que el Mercosur "es un espacio terriblemente cerrado, solamente vinculado con el 10% del PIB mundial" y que si se concluyen algunas negociaciones en curso, se lograría llegar al 25% del PIB mundial.

Ambos países se comprometieron a revisar el arancel externo común del Mercosur, mejorar el acceso a los mercados y avanzar en la facilitación del comercio regulatoria.

Bolsonaro quiere reglas más flexibles que permitan a Brasil negociar acuerdos bilaterales fuera del bloque.

La cumbre de ayer entre los dos socios mayores demostró que el Mercosur sigue siendo un punto importante en la agenda brasileña. "Brasil será un fuerte aliado en la construcción de una región integrada. (…) Confiamos en que el Mercosur pueda ser modernizado", afirmó.

Armonía entre Boca y Palmeiras

Mauricio Macri se retiró conforme de su reunión con Jair Bolsonaro. Así se lo declaró al diario La Nación. "Tuvimos perfecta armonía. Nos vamos con un enorme entusiasmo. Encontramos en el presidente Bolsonaro muchísimas coincidencias para desarrollar las economías de nuestros países, impulsar el Mercosur y abrirnos al mundo en serio. Además, compartimos nuestra preocupación con la situación en Venezuela y reforzamos nuestra condena al régimen de Nicolás Maduro ", destacó Macri al diario bonaerense al dejar en las primeras horas de la tarde el Palacio de Itamaraty, donde los funcionarios argentinos habían sido homenajeados con un almuerzo por el flamante gobierno brasileño. Durante el almuerzo Macri no se privó de tratar de otra de sus pasiones, el fútbol, para distender la conversaciones. "Hablamos de fútbol también, claro. Bolsonaro me dijo que se acuerda de que cuando yo era presidente de Boca teníamos de hijo a Palmeiras", señaló en referencia a uno de los dos equipos favoritos del presidente brasileño, quien ha dicho siempre que tiene su corazón dividido entre ese club de San Pablo y el Botafogo, de Río de Janeiro.

Aceleran procesos de extradición

El ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, anunció una revisión del tratado de extradición con Argentina, como manera de acelerar procedimientos y evitar situaciones como la del italiano Cesare Battisti, que huyó de Brasil. "A veces hay una situación urgente, se necesita detener a un hombre. Y si se quedan en el canal diplomático, sucede lo mismo que con Battisti", declaró Moro a periodistas en el palacio presidencial de Planalto, antes del encuentro entre Jair Bolsonaro y Mauricio Macri.

Moro explicó que la revisión del tratado de extradición permitirá que se intercambien informaciones entre los países fuera de los canales diplomáticos. Según el ministro, los cambios se tratarían de un perfeccionamiento al tratado existente, "que es un poco antiguo".

Protagonista: el juez Sergio Moro lideró las investigaciones que descubrieron la trama corrupta. Foto: Agencia PT
Sergio Moro. Foto: Agencia PT

Los cambios permitirán "una comunicación más rápida entre los dos países", dijo Moro, que más temprano se reunió con los ministros argentinos de Justicia, Germán Garavano, y de Seguridad Pública, Patricia Bullrich.

El exguerrillero izquierdista italiano Cesare Battisti, condenado por asesinato y fugitivo durante casi cuatro décadas, fue extraditado a Italia tras ser arrestado en Bolivia el sábado pasado luego de huir de Brasil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)