CORONAVIRUS

Conciertos de miles de personas: ¿cuál fue la estrategia de otros países para habilitarlos?

Reino Unido, Nueva Zelanda y España son ejemplos de países que permitieron la realización de eventos masivos durante el segundo año de la pandemia mundial.

Concierto de 5.000 personas en Liverpool, Reino Unido. Foto: AFP.
Concierto de 5.000 personas en Liverpool, Reino Unido. Foto: AFP.

Las imágenes miles de personas juntas, sin distancia y sin tapabocas parecen ser de otro año, uno en el que la idea de una pandemia mundial generada por un virus parecería ser solo el argumento de una película. Sin embargo, un concierto con alrededor de 5.000 personas que bailaron y cantaron sin separarsese realizó en la noche de ayer domingo, en Reino Unido.

El concierto tuvo lugar en el Sefton Park de Liverpool, en el marco de un proyecto del gobierno para probar las medidas de seguridad que prevé implementar a partir del 21 de junio, cuando lo esencial de las restricciones contra el coronavirus serán levantadas.

Para poder ir al festival, todos los participantes tenían que someterse a un test antigénico antes y después de entrar en el recinto.También tuvieron que dejar sus datos para poder contactar en caso de ser necesario.

Sin embargo, esta no es la primera vez que ocurre un concierto de estas características durante el segundo año de la pandemia. En Nueva Zelanda, a finales de abril, la banda Six60 tocó para 50.000 personas en el Eden Park.

Este evento, que representó el cierre de la gira de la banda, fue anunciado como el concierto más grande del mundo desde que comenzó la pandemia, informó la agencia de noticias AP.

Nueva  Zelanda es uno de los países que más se destaca por su gestión durante la emergencia sanitaria mundial: en total suma 2.266 casos de coronavirus confirmados y 26 decesos por COVID-19.

Concierto de 5.000 personas en Liverpool, Reino Unido. Foto: AFP.
Concierto de 5.000 personas en Liverpool, Reino Unido. Foto: AFP.

En marzo se realizó otro concierto de similares características, pero en Barcelona, España. En total asistieron 5.000 personas que bailaron sin distancia física pero con tapabocas del tipo FFP2 y con un test de antígenos realizado antes del evento.

En este caso, el concierto fue de Love of Lesbian, uno de los principales grupos del panorama musical español. Pasados 15 días, Josep Maria Llibre, médico del hospital catalán Germans Trias i Pujol anunció en una rueda de prensa recogida por AFP que no había "ninguna señal de contagios" masivos.

Según el médico, solo hubo seis casos positivos, 15 días después del concierto y los organizadores están seguros de que “en cuatro de estos casos la transmisión no tuvo lugar durante el concierto”.

Los que más innovaron en materia de eventos multitudinarios, sin embargo, fueron los integrantes de la banda de rock “The Flaming Lips”, que al tocar en Estados Unidos, en enero, sorprendieron con un concierto diferente.

En este caso, tanto los músicos como el público estaban adentro de una burbuja gigante que impedía el contacto directo entre los asistentes. El evento se desarrolló en Criterior de Oklahoma.

¿Qué pasa en Uruguay?

Al momento en Uruguay los espectáculos públicos están suspendidos, como una de las medidas anunciadas por el gobierno con el objetivo de disminuir los casos de coronavirus en el país. 

Sin embargo, en marzo trascendió la noticia de que las autoridades estaban evaluando la apertura de eventos con test rápidos contra el COVID-19

El objetivo entonces era que las personas certificaran que no estaban contagiadas con el virus, presentando un resultado de test de antígenos negativo antes de ingresar a un determinado evento.

“Vas al casamiento, vas a la fiesta, a cualquier lado, y te dicen: ‘Bueno, me traés el certificado de que en las últimas equis horas te hiciste un test antigénico’”, había especificado el presidente Luis Lacalle Pou durante una entrevista con El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados