GRAN BRETAÑA

Concepción de niños con ADN de tres padres

El Reino Unido se convirtió ayer jueves en el primer país en legalizar la concepción in vitro de niños con ADN de tres personas para prevenir enfermedades hereditarias graves.

El permiso otorgado por la Autoridad de Fertilización y Embriología (HFEA) despejó el último obstáculo para aplicar la técnica contra las enfermedades mitocondriales, "una primicia mundial" y un momento "histórico", en palabras de su presidenta, Sally Cheshire.

La autorización del HFEA llega más de un año y medio después de que el Parlamento aprobara la ley, y los primeros niños resultantes podrían nacer en 2017.

"Es gratificante que tantos años de investigación en este campo puedan finalmente aplicarse para ayudar a familias afectadas por estas enfermedades devastadoras", explicó Mary Herbert, profesora de biología reproductiva de la Universidad británica de Newcastle.

Sin embargo, cuando el Parlamento aprobó la ley, algunas voces se alzaron contra ella alegando que abría la puerta a los bebés a la carta, como David King, director del grupo Alerta Genética Humana (Human Genetics Alert), que lamentó que el país rompiera el consenso internacional de que no hay que modificar genéticamente a los seres humanos.

"En medio de la futura pesadilla del diseño de bebés, la gente mirará atrás y se preguntará: ¿cómo fueron tan irresponsables?", aseguró entonces.

Además de recibir el ADN normal de su madre y su padre, a un niño se le dará también una pequeña cantidad de ADN mitocondrial sano de una mujer donante.

Las mitocondrias son como la fuente de energía de las células. Convierten el azúcar y el oxígeno en la energía que necesitan las células para funcionar.

Contienen solamente alrededor del 0,1% del ADN de una persona, se heredan siempre de la madre y no tienen influencia en características individuales como la apariencia o la personalidad.

Pero cuando el ADN mitocondrial no funcional las consecuencias pueden ser catastróficas.

En las enfermedades mitocondriales, las mitocondrias no pueden convertir eficientemente el azúcar y el oxígeno en energía, por lo que las células no funcionan correctamente.

Las enfermedades mitocondriales pueden ser devastadoras, afectando a los órganos principales y causando desde la ceguera a la pérdida de masa muscular.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados