Estados Unidos

Comienzan los actos de homenajes al expresidente Bush

El 41° mandatario de EE.UU. murió el sábado a los 94 años.

Carter, Clinton, Obama y los dos Bush. Foto: AFP
Carter, Clinton, Obama y los dos Bush. Foto: AFP

Estados Unidos comienza hoy lunes varios días de ceremonias en honor a George Herbert Walker Bush, fallecido el sábado a los 94 años. Al igual que Gerald Ford (2006), Ronald Reagan (2004) o Richard Nixon (1994) antes que él, el 41º presidente estadounidense será enterrado según el protocolo de funerales del Estado, organizado con precisión militar por el Pentágono a cargo de la protección de la capital.

El republicano George H. W. Bush había dicho que no votó por Donald Trump en 2016 y lo tachó de "pretencioso", pero el actual presidente tiene la intención de rendirle todos los honores. Pidió que el Air Force One vaya a buscar el ataúd en Texas para llevarlo de regreso a Washington.

Este ataúd se exhibirá en una capilla ardiente bajo la cúpula del Capitolio a partir de hoy lunes por la noche. Una guardia de honor vigilará el féretro continuamente durante más de 37 horas, día y noche.

El miércoles, el día del duelo nacional, los funerales se llevarán a cabo en la Catedral Nacional, en Washington, como en el caso de John F. Kennedy. El presidente Trump estará presente. Entonces volverá a Texas. Después de otro servicio fúnebre en la iglesia episcopal de Saint Martin en Houston, un tren llevará el ataúd al campus de la Universidad de Texas A&M, donde se encuentra la Biblioteca Presidencial George Bush, detrás de la cual será enterrado junto a Barbara, su esposa, que murió en abril, y Robin, su hija, que murió de leucemia a los 3 años.

"No estaba listo para morir cuando falleció Barbara", dijo su mejor amigo James Baker, quien fue su secretario de Estado el domingo en CNN.

El nonagenario, que padecía una forma de enfermedad de Parkinson que lo postró en una silla de ruedas, había querido pasar el verano en Maine, Kennebunkport, como era hábito. "Pero cuando regresó a Houston estaba más o menos listo para irse, su calidad de vida se había deteriorado mucho", agregó Baker.

El viernes James Baker lo visitó. "¿A dónde vamos, Bake?", preguntó el expresidente. "Al cielo", respondió. "Bueno, ahí es donde quiero ir". Sus últimas palabras fueron para su hijo mayor, George W. Bush, en el teléfono. "Te amo, papá, nos veremos en el paraíso", le dijo, según Baker. "Yo también te amo", dijo el padre, antes de morir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)