EL SUCESOR DE JUAN MANUEL SANTOS

Colombia: un derechista y un exguerrillero irán a balotaje

Los candidatos Duque (39,1%) y Petro (25,1%) fueron los más votados.

Los dos candidatos que definen la presidencia de Colombia. Fotos: AFP
VEA EL VIDEO. Fotos: AFP

Entre Iván Duque —representante de la derecha y delfín político del expresidente Álvaro Uribe—, y Gustavo Petro —exguerrillero de izquierda que fue alcalde de Bogotá—, estará el próximo presidente de Colombia que sucederá a Juan Manuel Santos.

Duque, candidato del Centro Democrático, se impuso ayer domingo en la primera vuelta con el 39,1% de los votos (7,5 millones). Petro, del partido Colombia Humana, obtuvo el 25,1% (4,8 millones).

El tercer candidato más votado fue Sergio Fajardo, de Coalición Colombia (centroizquierda), con 23,7% (4,5 millones)

En cuarto lugar quedó el exvicepresidente y oficialista Germán Vargas, del movimiento derechista Mejor Vargas Llegas, con un lejano 7,2% (1,4 millones), y en quinto el exjefe negociador de las FARC, Humberto de la Calle, del Partido Liberal, con el 2%.

En Colombia el voto no es obligatorio. La abstención rondó el 50%. Foto: AFP
En Colombia el voto no es obligatorio. La abstención rondó el 50%. Foto: AFP

Fajardo y De la Calle discutieron durante semanas la posibilidad de hacer una alianza para la primera vuelta, intento que no fructificó.

Los cerca de 255.000 votos que le faltaron ayer a Fajardo para pasar a segunda vuelta son un poco menos que los obtuvo De la Calle.

La lista de candidatos la cierra el pastor evangélico Jorge Trujillo, del movimiento Todos Somos Colombia, con 75.502 votos (0,39 %).

El balotaje está fijado para el 17 de junio, dos días antes del debut de Colombia en el Mundial de Fútbol de Rusia.

El voto en Colombia no es obligatorio. Ayer la abstención rondó el 50%.

País dividido.

La campaña electoral y la elección presidencial para la primera vuelta estuvieron enmarcadas entre el temor de que la derecha destruya el acuerdo de paz con la exguerrilla de las FARC o que un cambio de modelo auspiciado por la izquierda provoque una crisis económica y social.

Los dos aspirantes al gobierno —Duque y Petro— tienen profundas diferencias sobre el acuerdo de paz firmado por el saliente presidente Santos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), así como por el modelo económico para reducir la pobreza y la desigualdad en el país de 50 millones de habitantes.

Colombia regresará a las urnas el próximo 17 de junio. Foto: AFP
Colombia regresará a las urnas el próximo 17 de junio. Foto: AFP

Duque promete modificar el acuerdo de paz con las FARC y es aceptado por los inversores y los mercados con su propuesta de reducir los impuestos para impulsar el desarrollo económico.

El político de derecha, quien acusa al exalcalde de Bogotá de querer implementar un modelo socialista como el de Venezuela, promete en su eventual gobierno modificar el acuerdo de paz para impedir que los desmovilizados jefes de las FARC ocupen bancas en el Congreso, antes de confesar sus crímenes y responder ante la justicia.

En la otra orilla, Petro, candidato de la coalición Colombia Humana, se compromete a dar continuidad al acuerdo de paz, pero sus iniciativas de acabar con las industrias extractivas de petróleo y minería, de subir los impuestos a las tierras improductivas para comprarlas y entregarlas a los pobres provocan temor entre los empresarios y en los mercados.

Petro, exalcalde de Bogotá que militó en la desmovilizada guerrilla del M-19, niega que quiera convertir a Colombia en una Venezuela, como lo dicen sus detractores, con sus iniciativas sociales para reducir la pobreza y la desigualdad que implican cambios al sistema de salud y de educación.

Los críticos de Duque sostienen que su eventual llegada a la presidencia, además de poner en riesgo el acuerdo que se firmó con las FARC para acabar un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados, dificultará cualquier posibilidad de alcanzar la paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Duque exige la concentración en una zona geográfica de todos los combatiente del ELN con supervisión internacional y un cese al fuego unilateral, demandas a las que se han negado los líderes del grupo rebelde en el pasado.

Las alianzas serán decisivas para asegurar el triunfo en una segunda vuelta y los dos candidatos tendrán que empezar a sumar a sus filas electores de los aspirantes derrotados en la primera vuelta, para lograr la presidencia el 17 de junio.

PERFIL
Iván Duque. Foto: Reuters
Iván Duque, el candidato de Álvaro Uribe

Iván Duque es un abogado experto en economía de 41 años del partido Centro Democrático, que lidera el expresidente Álvaro Uribe. Goza del respaldo de los inversionistas por sus propuestas de reducir impuestos. Además es partidario de cambiar el acuerdo de paz para impedir que ex guerrilleros de las FARC ocupen bancas en el Congreso. "Quiero un país de legalidad, de lucha frontal contra la corrupción, un país donde se respire seguridad en todo el territorio, quiero un país de emprendimiento", dijo Duque ayer al votar en Bogotá. Sus críticos dice que su poca experiencia lo llevaría a convertirse en un ejecutor de las órdenes de Uribe.

PERFIL
Gustavo Petro. Foto: Reuters
Gustavo Petro, el exguerrilero desafiante

Gustavo Petro, un economista de 58 años de la coalición Colombia Humana, fue alcalde de Bogotá y perteneció a la exguerrilla del M-19. Promete mantener el acuerdo de paz, reducir la dependencia económica del petróleo y el carbón, y recortar la brecha social con ideas que generan temor entre los empresarios, como la compra de tierras por parte del Estado a terratenientes. Ayer al votar abogó por un "presente y futuro" sin odio ni venganza, que deje atrás "las maquinarias corruptas". Petro prevé honrar los compromisos que garantizan que los jefes exguerrilleros reciban penas alternativas a prisión si confiesan sus crímenes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º