LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Cobra y One-Betta, las perras anticovid

“Cobra” y “One Betta” pueden detectar el covid con un nivel de fiabilidad del 97,5%, mayor que el de algunas pruebas de laboratorio o farmacéuticas.

One-Betta olfatea un barbijo. Foto: AFP
One-Betta olfatea un barbijo. Foto: AFP

“Cobra” y “One-Betta”, las dos protagonistas del primer programa con perros entrenados para detectar el COVID-19 en un aeropuerto de Estados Unidos, mostraron ayer miércoles en el de Miami cómo descubren la presencia del virus.

Según Kenneth G. Furton, responsable de la entidad que ha adiestrado a los perros, el Instituto Internacional de Investigación Forense (IFRI, en inglés) de la Universidad Internacional de Florida (FIU), “Cobra” y “One Betta” pueden detectar el covid con un nivel de fiabilidad del 97,5%, mayor que el de algunas pruebas de laboratorio o farmacéuticas.

Las dos perras, una pastora de Malinas (Bélgica) y otra pastora holandesa, son las protagonistas de un programa piloto que se lleva a cabo por 30 días en la entrada de empleados de la terminal de American Airlines en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA).

Furton indicó que está previsto llevar a cabo otro programa de prueba de 30 días en la sede del Gobierno del condado de Miami-Dade y otro más en el puerto de Miami y posteriormente, y en función de los resultados obtenidos, las autoridades decidirán qué cometido le dan a los perros detectores del COVID-19.

En la prueba que EFE presenció los trabajadores de American Airlines que voluntariamente se prestaban a ello circulaban por un pasillo entre dos pantallas de separación que les llegaban por la cintura y se detenían en los puntos marcados para ello.

Allí se quitaban las mascarillas y las sostenían con la mano por encima de la pantalla de separación de su derecha, para que una de las perras conducida por una entrenadora pudiera olfatearlas.

Si la perra se sienta significa que detectó el COVID-19 y si pasa de largo es que no hay presencia de coronavirus, explicó una entrenadora.

Durante la demostración las perras, que se alternan en tandas de trabajo de 30 minutos, no detectaron COVID-19 a ninguno de los trabajadores que circularon por los pasillos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados