TENSIÓN NUCLEAR

Cobra fuerza la cumbre Trump-Kim

Funcionarios de Estados Unidos y Corea del Norte se reunieron ayer domingo en la zona desmilitarizada de la península coreana, el marco de un renovado optimismo sobre la realización de una cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un.

Trump y Kim Jong Un.
Trump y Kim Jong Un.

"Realmente creo que Corea del Norte tiene un brillante potencial y que algún día será una gran Nación económica y financiera. Kim Jong-un está de acuerdo conmigo en esto. ¡Ocurrirá!", tuiteó Trump ayer domingo.

El jueves, Trump había anunciado la cancelación de cumbre del 12 de junio en Singapur con el líder norcoreano, aunque el viernes dio marcha atrás y se mostró optimista sobre la realización del encuentro. Asimismo, confirmó que un equipo estadounidense llegó a Corea del Norte para "hacer arreglos para la cumbre".

En efecto, el Departamento de Estado había señalado más temprano que una delegación estadounidense sostenía conversaciones con funcionarios norcoreanos en Panmunjom, en la zona desmilitarizada entre ambas Corea.

El departamento de Estado no dio detalles del encuentro de ayer, pero el diario The Washington Post informó que la delegación estadounidense era encabezada por Sung Kim, un exembajador ante Seúl y un exnegociador sobre asuntos nucleares con Corea del Norte. Agregó que la vicecanciller norcoreana, Choe Son Hui, estaba al frente de la misión de su país.

Las idas y venidas de Trump llevaron a Kim y al presidente surcoreano Moon Jae-in a reunirse el sábado en Panmunjon en un intento por salvar la cumbre de Singapur. Tras ese encuentro, Moon dijo que Kim está dispuesto a "completar" la desnuclearización de la península coreana y a celebrar la cumbre con Trump.

En las fotografías publicadas por la presidencia surcoreana, se ve a Moon y a Kim estrechándose la mano y abrazándose en el lado norcoreano de la Zona Desmilitarizada.

Moon dijo que Kim le contactó para organizar la apresurada reunión "sin ningún tipo de formalidad". Y agregó que el líder norcoreano describió la cumbre de Singapur como una oportunidad histórica para poner fin a décadas de enfrentamientos. De acuerdo con el mandatario surcoreano, Kim reiteró su compromiso de "completar la desnuclearización" pero no estaba seguro "de si podía confiar en que Estados Unidos pondría fin a su política hostil y garantizar la seguridad de su régimen" si entrega esas armas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)