El ex agregado cultural de Irán habló de un complot y rechaza autoría de AMIA

Clérigo iraní apuntó a plan de EE.UU. e Israel

La misteriosa muerte de Alberto Nisman volvió a poner el foco en la supuesta culpabilidad de Irán en el atentado a la AMIA, luego de que el fiscal denunciara la semana pasada que Cristina Kirchner, entre otros, quiso encubrir a iraníes en el caso de la voladura de la mutual judía.

Desde Irán, ayer dejaron trascender la hipótesis de que Nisman no se suicidó y que fue víctima de un complot organizado por los servicios secretos de Estados Unidos e Israel, declarados enemigos del régimen de Teherán.

Sheij Abdul Karim Paz, allegado de Mohsen Rabbani, ex agregado cultural de la embajada de Irán en Buenos Aires y acusado por el atentado a la AMIA, hizo pública ayer su postura, en una entrevista en radio Del Plata.

“Nos sorprendió el giro de los acontecimientos. Lo vi (a Nisman) muy convencido de falsedades terribles. No era una persona que daba cuenta que se iba a suicidar, lo que todavía no está claro”, consideró Karim Paz, quien aseguró que no hablaba en nombre del gobierno iraní. Sin embargo, la figura de Karim Paz cobra trascendencia. Además de su cercanía con Rabbani, el teólogo se ha mostrado públicamente con el piquetero y líder de la agrupación kirchnerista Miles, Luis D’Elía, y el líder de Quebracho, Fernando Esteche, justamente ambos dirigentes sociales apuntados por Nisman como parte del plan para encubrir a los iraníes por parte de la Casa Rosada. “Nisman se hacia eco de denuncias de inteligencia extranjera”, afirmó Karim Paz, que desliga a Irán del atentado contra la AMIA.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)