ESTADOS UNIDOS

Cientos de manifestantes lanzan a Joe Biden un “SOS” por Cuba

La protesta comenzó en la plaza Lafayette, situada al frente de la residencia presidencial y continuó con una marcha que finalizó frente a la embajada de Cuba en Washington.

Protestas de cubanos en Estados Unidos frente a la Casa Blanca. Foto: AFP
Protestas de cubanos en Estados Unidos frente a la Casa Blanca. Foto: AFP

Cientos de personas se manifestaron ayer lunes frente a la Casa Blanca para lanzar un “SOS” por Cuba al presidente Joe Biden y denunciar violaciones a los derechos humanos durante las protestas del domingo 11 en la isla.

La protesta comenzó en la plaza Lafayette, situada al frente de la residencia presidencial y continuó con una marcha que finalizó frente a la embajada de Cuba en Washington.

“Estamos pidiendo, llamando la atención, pidiendo un SOS internacional para que la Administración de Biden por favor mire hacia la isla de Cuba que están siendo masacrados”, dijo a EFE el opositor Eliécer Góngora Izaguirre, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

Junto a él -quien viajó desde Miami- decenas de sus compatriotas llegaron a Washington para sumarse a una colorida y bulliciosa concentración, en la que sobresalían banderas del país caribeño, así como camisetas o carteles en los que se leía “SOS Cuba” o “Patria y Vida”.

Los manifestantes se congregaron para reclamar a Biden más medidas contra el régimen de Cuba.

Para Góngora, quien denuncia haber sido expulsado en febrero de 2019 de su país por las autoridades, la respuesta de Biden hasta ahora ha sido “bastante floja”. “No es sanciones lo que estamos pidiendo”, subrayó Góngora, quien consideró que el clamor es que “la dictadura salga de raíz”.

Por su parte, Ana Belkis Ferrer, hermana del disidente José Daniel Ferrer, líder de Unpacu, aseguró que siguen sin saber nada de él ni de su hijo desde que ambos fueran “injusta y arbitrariamente detenidos o secuestrados” el pasado día 11.

Esta activista, quien exhibía una pequeña fotografía de su hermano, se unió a las voces de quienes reclaman una “intervención humanitaria” y un servicio de internet continuo que permita a los cubanos “denunciar todas las injusticias”.

Ayer lunes, 21 países, incluidos Estados Unidos y cinco latinoamericanos -Brasil, Colombia y Ecuador, Guatemala y Honduras-, condenaron los “arrestos y detenciones masivas” de manifestantes en Cuba y exigieron el respeto de los derechos humanos en la isla.

El jueves pasado, anunció sanciones contra el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, Álvaro López-Miera, y contra una unidad militar de élite conocida popularmente como “boinas negras” y advirtió que “es solo el comienzo”.

“Instamos al gobierno cubano a que preste atención a las voces y a las demandas del pueblo cubano”, dice la declaración conjunta de los 21 países, que también pide el fin de las restricciones de Internet. “La comunidad internacional no vacilará en su apoyo al pueblo cubano y a todos aquellos que defienden las libertades básicas que toda persona merece”.

El canciller cubano Bruno Rodríguez comentó en un tuit que el llamamiento de Blinken se basa en el apoyo “de un puñado de países que han sido presionados para acatar sus dictados”.

Manifestaciones en Cuba. Foto: AFP
Manifestaciones en Cuba. Foto: AFP

Corea del Sur, aliada tradicional de Estados Unidos, fue la única nación asiática que se sumó, mientras que desde Europa se apoyaron Austria, Polonia y Grecia.

Aniversario del asalto al cuartel Moncada

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, conmemoró el feriado de ayer 26 de julio en la isla realizando labores voluntarias con jóvenes, 15 días después de las protestas contra el régimen comunista.

“Reitero mi llamado a la paz, al trabajo, a la unidad y a juntos avanzar!”, dijo Díaz-Canel en Twitter. El 26 de julio se celebra el asalto del cuartel Moncada en Santiago de Cuba, encabezado en 1953 por Fidel Castro, que dio inicio a su revolución contra el régimen de Fulgencio Batista. En los barrios de La Habana, se realizaron pequeñas conmemoraciones con asistencia limitada por la creciente ola de casos de COVID-19.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados