LA MARCHA EN LA PANDEMIA

Científicos son optimistas en que se llegará a un covid-19 “gripalizado”

“Un coronavirus endémico, que ya no paralice las sociedades, es posible”, pero “solo se dará este caso si no aparecen nuevas variantes que eludan la inmunidad de cepas anteriores”, dijo Anthony Fauci.

Foro Económico de Davos. Foto: AFP.
Foro Económico de Davos. Foto: AFP.

Tras dos años de pandemia, los científicos, entre ellos el epidemiólogo estadounidense Anthony Fauci, son cautelosamente optimistas por la evolución de la variante ómicron, aunque coincidieron en que es pronto para concluir que el covid-19 se ha “gripalizado”.

“Un coronavirus endémico, que ya no paralice las sociedades, es posible”, pero “solo se dará este caso si no aparecen nuevas variantes que eludan la inmunidad de cepas anteriores”, subrayó Fauci, principal asesor de la Casa Blanca en la actual crisis sanitaria, durante su intervención en Foro Económico de Davos, que este año se hizo de forma virtual.

Fauci descartó no obstante la posibilidad de que el covid-19 sea totalmente erradicado, “algo que en la historia de las infecciones sólo ha ocurrido en una ocasión, con la viruela”.

Contempló en cambio como posible escenario que el coronavirus pueda ser “controlado” en la medida en que no produzca grandes alteraciones de la vida social, como ocurre con las olas estacionales de gripe y otras enfermedades respiratorias.

La profesora de enfermedades contagiosas emergentes de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres Annelies Wilder-Smith coincidió en que es demasiado pronto para bajar el nivel de “pandemia” a “endemia”. “Es muy probable que surjan nuevas variantes del coronavirus, la cuestión es si serán más o menos peligrosas”, señaló en la sesión dedicada a la pandemia del Foro de Davos.

“Basándonos en las ventajas evolutivas de un virus, lo más probable es que se atenúe y se asocie a casos menos graves”, explicó la experta.

Pese a ello, “el mundo debe estar preparado para la peor de las posibilidades, aunque no sea la más probable”, en el sentido de que pueda surgir una nueva variante muy contagiosa y a la vez altamente letal, dijo.

El líder de la coalición de expertos para la preparación contra las epidemias CEPI, Richard Hatchett, añadió que “se puede anticipar que el covid-19 se irá comportando como la gripe en el sentido de que continuará circulando entre la gente”, pero aún hay aspectos que preocupan, como su rápida capacidad de contagio.

Fauci agregó que otro motivo de preocupación en la nueva oleada de contagios es la capacidad de reinfección de la variante ómicron, lo que dificulta enormemente que se logre una deseada inmunidad de grupo.

El experto estadounidense reconoció que uno de los grandes errores en la estrategia global contra la pandemia ha sido la descoordinación en cuestiones como la vacunación: “No se puede permitir que el virus circule libremente en ciertas partes del mundo, hay una obligación moral con los países de bajos ingresos”, subrayó.

Fauci aseguró que la actual situación en la que se plantean dosis de refuerzo cada vez que surge una nueva variante del coronavirus no es la óptima y debe intentarse una vacuna universal que pueda servir contra cualquier evolución del covid. Los expertos coincidieron en la necesidad de seguir aumentando el acceso de las vacunas anticovid para los países en desarrollo, en un momento en que el porcentaje de personas con la pauta completa contra la enfermedad supera ya el 50%, pero en muchas economías de ingresos bajos aún no llega al 10%.

Precisamente, igualdad en el reparto de las vacunas, reformas del sistema financiero internacional y una reducción de emisiones más ambiciosa son claves para hacer frente al delicado panorama económico global, subrayó por su parte el secretario general de la ONU, António Guterres, en su intervención en el Foro de Davos.

Guterres subrayó que vivimos una etapa “enormemente difícil para las economías, las poblaciones y el planeta”, marcado por la pandemia, los problemas en la cadena global de suministro y las tensiones geopolíticas.

Como consecuencia, “la recuperación se ha frenado y se ha perdido terreno que había costado mucho ganar en los objetivos de la Agenda 2030”, afirmó el diplomático portugués.

Los dos últimos años de pandemia, agregó, “han mostrado de forma sencilla pero brutal que dejando poblaciones olvidadas perjudicamos a todos”, ya que la falta de vacunas en muchos países favoreció la aparición de peligrosas variantes del coronavirus.

En materia medioambiental “no traducir las promesas climáticas en hechos nos ha condenado a un planeta más caliente, más volátil, con más catástrofes y más desplazamientos a causa de ellas”, lamentó Guterres.

Todo ello, unido a la creciente desigualdad y la pobreza, “tendrá como consecuencia más descontento social y mayor violencia”, advirtió el secretario general, quien pidió a los líderes empresariales participantes en Davos colaborar en los campos sanitario, financiero y medioambiental para paliar estos efectos negativos.

En lo sanitario, Guterres recordó que la tasa de vacunación contra el covid-19 es actualmente siete veces más alta en los países ricos con relación a las naciones africanas.

Ante ello, pidió a las naciones desarrolladas y la industria farmacéutica dar prioridad a la distribución de dosis que la Organización Mundial de la Salud gestiona mediante el programa COVAX. (Con información de EFE y AFP)

191 fallecidos en una jornada
Tercera ola récord en Argentina
Aeropuerto de Argentina. Foto: GDA/ La Nación.

Argentina registró ayer lunes 102.458 nuevos casos de coronavirus y 191 muertos. El número de decesos es el más alto desde que inició la tercera ola a fines de diciembre del año pasado.

El total de casos activos quedó en 885.619 y el número de fallecidos desde que inició la pandemia subió a 118.231.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el porcentaje de la positividad de los testeos por coronavirus no supere el 10%, ya que exceder aquel umbral implicaría que la cantidad de hisopados que se están haciendo es insuficiente. Ayer lunes, ese valor alcanzó en Argentina el 42,29%, por debajo del 69,83% registrado el viernes, y el 60,97% del domingo.

De acuerdo con las cifras oficiales, hay 6,1 millones de personas que se contagiaron y que ya han sido dadas de alta, mientras que el número de pacientes con diagnóstico confirmado de covid-19 que permanecen ingresados en unidades de cuidados intensivos era ayer lunes de 2.099, en crecimiento en las últimas semanas pero por debajo del pico máximo de 7.969 del pasado 14 de junio.

El porcentaje de ocupación de camas en unidades de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 43,2% a nivel nacional y del 42, % si solo se considera Buenos Aires y su periferia.

Tras meses de situación epidemiológica favorable, los casos comenzaron a ascender nuevamente desde noviembre y con un ritmo vertiginoso en las últimas semanas, dando lugar a una tercera ola de covid-19. (En base a La Nación/GDA y EFE)

Riegos, según XI

El presidente de China, Xi Jinping, aseguró ayer en Davos 2022 que, pese a que la economía mundial “está emergiendo de las profundidades”, todavía existen “varios riesgos” que la amenazan y que hacen aumentar “las incertidumbres acerca de la recuperación económica”. Entre los riesgos que acechan a la economía global, citó “las disrupciones a las cadenas de suministro”, el “aumento de precio de las materias primas” y lo ajustado del “abastecimiento energético”.

En Brasil comenzó la vacunación a niños de entre 5 y 11 años

La vacunación contra el covid-19 de los niños de entre 5 y 11 años arrancó ayer lunes en San Pablo, Río de Janeiro y otras ocho grandes urbes del país, a pesar de las negativas planteadas por el presidente Jair Bolsonaro.

Un mes después de haber sido aprobada por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), la inmunización abarcará a unos 20,5 millones de niños y niñas en la mayor parte del territorio brasileño. El pasado fin de semana empezó en una decena de capitales regionales y este lunes fue el turno de San Pablo, Río de Janeiro, Curitiba, Belém, Goiânia, Maceió, Manaus, Porto Velho, Macapó y Río Branco, justo cuando se cumple un año del inicio de la vacunación de los adultos.

Desde el 17 de enero de 2021, un 75% de los 213 millones de brasileños han recibido la primera dosis y un 68% tiene la pauta completa. El amplio apoyo de la población a la vacunación permitió un descenso drástico en el número de muertes en el país en los últimos seis meses.

Sin embargo, Bolsonaro volvió ayer lunes a cuestionar la vacunación infantil, a la que se opone por “los efectos colaterales, que no son pocos”, según dijo, a pesar de la multitud de estudios que han comprobado su eficacia y seguridad. “Hicimos lo correcto durante la pandemia”, aseveró el mandatario, quien censura las medidas de aislamiento, el uso de la mascarilla y duda de la eficacia de las vacunas, en una entrevista en Radio Viva FM.

Según un sondeo divulgado ayer por el instituto Datafolha, casi el 80% de los brasileños respalda la vacunación infantil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados