ONU advierte que queda un duro camino por recorrer; provocó 8.000 muertos

La ciencia confía frenar el ébola este año

A fines de este año, el mundo puede acabar con el brote del ébola en África Occidental, pero quedan meses de trabajo duro por delante, sostuvo el saliente jefe de la misión de Naciones Unidas contra el virus, Anthony Banbury.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El virus ya se ha cobrado casi 2.000 vidas. Foto: EFE

El actual brote, identificado por primera vez a principios de 2014, ha alcanzado seis naciones africanas, con Guinea, Sierra Leona y Liberia sumando la mayor parte de los 20.381 infectados y 7.989 muertos.

Para enfrentar las críticas de que el mundo no estaba haciendo lo suficiente, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, promovió en septiembre la misión de Respuesta de Emergencia al ébola (Unmeer, por sus siglas en inglés) para coordinar los esfuerzos globales.

"No hemos llegado a acercarnos a salir de la crisis. Hemos hecho mucho en 90 días con una respuesta muy exitosa pero tenemos un camino largo y difícil por delante", dijo Banbury a periodistas en Acra, donde se basa la misión de Naciones Unidas.

"Va a continuar durante semanas y meses (el brote). Pero creo que lo conseguiremos en 2015 y vamos a trabajar muy de cerca no sólo con los gobiernos de los países sino con las comunidades", agregó.

Banbury fue reemplazado ayer por Ould Cheikh Ahmed, de Mauritania.

Centros..

Un repunte de los casos en Sierra Leona implica que Unmeer ha fallado en su objetivo de que para principios de diciembre el 70 por ciento de todos los pacientes con ébola hubieran sido tratados en unidades de aislamiento y que el 70 por ciento de los que murieron por ébola fueran enterrados correctamente.

Banbury declaró que ahora hay suficientes centros de tratamiento en la región.

El objetivo de un 100 por ciento de entierros seguros para finales de enero de 2015 está cerca de cumplirse, ya que ahora que hay unos 254 equipos operando en los países afectados.

Otros seis países, incluidos Nigeria, Senegal, Malí, Estados Unidos, España y Reino Unido han informado de casos llegados de los países más afectados.

La semana pasada, una enfermera fue diagnosticada con el virus en Reino Unido a su regreso de Sierra Leona. Está siendo tratada con plasma sanguíneo de un sobreviviente del virus y un antiviral experimental, según el hospital londinense donde está ingresada.

Esfuerzo.

Días pasados, Peter Piot, quien encabeza el departamento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que gestiona la respuesta a la epidemia de ébola, dijo a la BBC que "debemos estar preparados para un esfuerzo largo y sostenido, probablemente durante todo 2015. La epidemia de ébola sigue muy presente. Todavía hay gente que muere y se detectan nuevos casos".

Aunque la epidemia ha alcanzado ya su pico en Liberia y probablemente lo haga en Sierra Leona "en las próximas semanas", es probable que el actual brote tenga "una secuela muy, muy larga y accidentada".

Piot descubrió la enfermedad en 1976 durante una misión con colegas en Zaire, la actual República Democrática del Congo.

Se mostró optimista respecto de los nuevos tratamientos antivirales, si bien advirtió de que llevará un tiempo desarrollar vacunas, pero hay que producirlas "para cuando haya otra epidemia o por si esta se alarga". Explicó que mediante simples tratamientos con fluidos intravenosos y antibióticos se ha conseguido reducir la tasa de mortalidad a una de cada tres personas.

Puerto Rico con otra epidemia

Puerto Rico registró el año pasado un total de 4.185 casos confirmados de chikunguña, según un comunicado difundido hoy por el Departamento de Salud de la isla caribeña. Desde el pasado julio hay declarada en la isla una epidemia por este virus para el que no existe vacuna o fármaco y que se transmite a través del mosquito Aedes aegypti, el mismo que es portador del dengue.

UN MAL QUE GOLPEA AL MUNDO


El origen de un virus y sus efectos


El virus fue detectado por primera vez en 1976, su nombre proviene del río Ebola, en la República Democrática del Congo, ex Zaire. Es un virus de la familia Filoviridae y género Filovirus, situación taxonómica que comparte con el virus de Marburgo.

Los síntomas son la aparición repentina de fiebre, debilidad, dolor muscular, dolores de cabeza y dolor de garganta. Más tarde evoluciona a vómitos, diarrea, alteración de la función renal y hepática y puede incluir sangrado a veces interno y externo.

Se propaga a través del contacto con los órganos y fluidos corporales tales como sangre, saliva, orina y otras secreciones de las personas infectadas.

También hay contagio por contacto indirecto a través de fómites o reservorios animales: aquéllos que presentan la infección en forma asintomática (sin síntomas) pero contagiosa.

El período de incubación varía de 2 a 21 días, aunque lo más normal es de 5 a 12 días y afecta tanto a seres humanos como otras especies de mamíferos. Se ensyan varios tratamientos, algunos con éxtito. La mortalidad por esta enfermedad puede llegar al 90 %.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)