DESDE MÉXICO

Una chispa en territorio inflamable

El gobierno mexicano ha hecho de lo patético su sello distintivo a la hora de hacer política. Ante las reiteradas amenazas y vejaciones de Donald Trump, que ha utilizado a los mexicanos como piñata, el gobierno de Peña simplemente no reacciona.

Pero el problema de fondo en México, según los analistas, tiene que ver con la división interna y la falta de liderazgos para encarar a Trump. Esto ha contribuido también a incrementar el descontento popular contra el gobierno de Peña, que en diciembre pasado alcanzó apenas un 12% de aprobación según la última encuesta del diario Reforma, el nivel más bajo de un presidente mexicano desde principios de los años 90. Y no es para menos. La crisis mexicana ha alcanzado tales niveles, que algunos especialistas incluso han señalado que la viabilidad misma del Estado está en riesgo, debido a una impunidad del 99%, según el Índice global de impunidad 2016, y los altos niveles de violencia que vive el país desde hace una década, cuando el gobierno decidió militarizar al país para encarar la llamada "guerra contra el narcotráfico". El resultado ha sido una crisis humanitaria sin precedentes en la historia reciente de México, ante casos graves de violaciones a los derechos humanos. No en balde, la consultora británica Verisk Maplecroft, ha situado a México como el tercer país más peligroso del mundo en su Índice Global de Criminalidad 2016, por encima de Siria e Iraq, debido a la cantidad de homicidios registrados cada año, comparables a países devastados por la guerra. Una situación alimentada por un Estado de derecho débil y un sistema de justicia donde el 99% de los crímenes permanecen impunes, debido a la existencia de un "pacto de impunidad" promovido por las élites político-empresariales que controlan al país, como advirtió Edgardo Buscaglia, experto de la Universidad de Columbia. De este modo, la amenaza de Trump llega en el peor momento posible para los mexicanos, cuya economía en declive y descontento social han dejado al país sumergido en una situación volátil, donde una pequeña chispa puede desatar un gran incendio, como pudo constatarse con las recientes protestas por el abrupto incremento en los precios de la gasolina en este enero. Que nadie se sorprenda si el efecto Trump se convierte en la chispa que encienda la inflamable campiña mexicana.

*Periodista, poeta y filósofo. Ganador del Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter 2014, concedido por la embajada de Alemania en México. Maestro en Comunicación y Cultura por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados