POLÍTICA DE CONTROL

China reserva Hong Kong solo para los “patriotas”

La reforma electoral que se impondrá a Hong Kong, según el primer ministro, Li Keqiang, servirá para defender el principio de que los “patriotas” administren la ex colonia británica.

La reforma para Hong Kong no tuvo votos en contra. Foto: Reuters
La reforma para Hong Kong no tuvo votos en contra. Foto: Reuters

El régimen chino, a través de la Asamblea Nacional Popular (ANP), aprobó ayer jueves la reforma electoral que le impondrá a Hong Kong, que según el primer ministro, Li Keqiang, servirá para defender el principio de que los “patriotas” administren la ex colonia británica. Sin embargo, la reforma electoral limita el campo de acción de la oposición condicionando sus candidaturas en las elecciones.

En su rueda de prensa anual tras la clausura de la ANP, que aprobó también el plan quinquenal que fija el rumbo de China hasta 2025, Li dijo que la reforma servirá para “continuar implementando completamente el modelo de ‘un país, dos sistemas’” por el que los hongkoneses gozan de un “alto grado de autonomía”.

Li afirmó que China continuará su proceso de apertura y reducirá la lista de sectores vetados a la inversión extranjera.

La reforma para Hong Kong debe aún cumplir con algunos pasos formales, como pasar por un comité legal y ser aprobada por el Comité Permanente del legislativo chino.

Según Li, los objetivos de la reforma serán “mejorar la estructura del modelo de ‘un país, dos sistemas’, asegurar su firme implementación y defender el principio de que los patriotas administren Hong Kong”.

El régimen comunista chino entiende por patriotas -según la definición de 1984 del entonces presidente Deng Xiaoping- a aquellos que “aman al país”, apoyaron en 1997 el retorno de Hong Kong a China y defienden su “prosperidad y estabilidad a largo plazo”.

Ese concepto difuso excluye a quienes promueven la independencia de Hong Kong, ya penalizado como delito en la ley de seguridad nacional aprobada el pasado año.

El término patriotismo significa “amar a la actual República Popular China dirigida por el Partido Comunista chino”, dijo el martes Song Ru’an, comisionado adjunto del ministerio de Exteriores chino en Hong Kong.

“Los patriotas deben respetar al Partido Comunista Chino”, añadió. “Examinaremos si los candidatos cumplen estos criterios”.

Los detalles de la modificación electoral todavía se desconocen, pero todo apunta a que eliminará la representación de la oposición en el Comité Electoral de Hong Kong, y también modificará el método de elección de los diputados del Consejo Legislativo, haciendo más difícil que los opositores consigan escaños.

El principio de “un país, dos sistemas” es el que ha permitido a Hong Kong desde la retrocesión de la soberanía del Reino Unido a China en 1997, mantener un cierto grado de autonomía, con elecciones, una moneda diferente o la gestión de sus fronteras.

La propuesta de reforma electoral se aprobó con 2.895 votos a favor, ninguno en contra y una abstención en la última sesión de la cumbre anual de la ANP, que ha durado este año una semana.

En una declaración separada, la jefe del Ejecutivo de Hong Kong, la prochina Carrie Lam, prometió su “apoyo incondicional” y expresó su “sincera gratitud” al régimen de Pekín. La reestructuración tiene como objetivo que la ciudad “vuelva al camino correcto”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados