TERCER MANDATO

China: Partido Comunista aprueba resolución que afianza el poder de Xi Jinping

Desde la llegada al poder de Xi Jinping en 2012, “el socialismo chino ha entrado en una nueva era”, afirma el comunicado del del PCCh.

El presidente chino Xi Jinping aparece en la televisión oficial. Foto: AFP
El presidente chino Xi Jinping aparece en la televisión oficial. Foto: AFP

El Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) aprobó ayer jueves una resolución que afianza el legado del presidente Xi Jinping entre los íconos del régimen. Reunidos desde el lunes, los 350 miembros del Comité Central aprobaron la resolución sobre los “Grandes Logros y Experiencia Histórica de la Centenaria Lucha del Partido”, el tercer documento de su tipo en los 100 años del PCCh.

El comunicado publicado por la agencia oficial Xinhua dice que se debe defender “la visión correcta de la historia del partido”.

En un país donde la historia es utilizada tradicionalmente para legitimar el poder, Xi Jinping ha aprovechado esta resolución para presentarse como heredero incuestionable del régimen.

Desde la llegada al poder de Xi Jinping en 2012, “el socialismo chino ha entrado en una nueva era”, afirma el comunicado. El “pensamiento” de Xi Jinping “es la quintaesencia de la cultura y el alma china”, continúa el texto, que llama “a todo el partido, todo el ejército y gente de todos los grupos étnicos, a unirse alrededor del Comité Central con el camarada Xi Jinping como su eje”.

El plenario de este año allana el camino para el XX Congreso del PCCh, en el que se espera que Xi Jinping asuma un tercer período al frente del gobierno, que lo convertirá en el líder más poderoso de China desde Mao Zedong (1949-1974).

Durante su siglo de existencia, el PCCh solo había adoptado dos resoluciones sobre su historia.

La primera en 1945 había reforzado la autoridad de Mao Zedong cuatro años antes de la llegada al poder de los comunistas. La segunda, en 1981, otorgó a Deng Xiaoping, la oportunidad de dejar atrás el maoísmo reconociendo los “errores” de Mao, en un momento en que lanzaba grandes reformas económicas.

Al hacer adoptar esta tercera resolución, Xi Jinping sigue los pasos de esos dos predecesores con el objetivo de escribir una nueva página a su nombre. En el comunicado oficial Mao es mencionado siete veces, Deng cinco y Xi Jinping... 17.

Analistas consideran que la resolución de ayer del PCCh ayudará a Xi Jinping a afianzar aún más su poder, al definir su visión sobre China antes del congreso del año próximo.

“El partido reescribe su pasado para preparar el futuro en torno a Xi Jinping. Vamos a asistir a una forma de ley de silencio aún más grande” sobre las horas oscuras de la historia china, estima el sinólogo Jean-Pierre Cabestan, de la universidad bautista de Hong Kong.

Aunque el culto a la personalidad ha existido en otros líderes chinos, Xi Jinping anunció la llegada de una “nueva era” en la que China alcanzaría su completa modernización para 2049, año del centenario de la República Popular.

Además, logró que su “pensamiento político” fuera inscrito en los estatutos del PCCh y en la Constitución, lo que ya suponía equipararlo a Mao, el único líder comunista que lo había conseguido.

Deng, que apostó por un liderazgo colectivo para evitar los excesos del maoísmo, solo logró que su aportación tuviera el rango de “teoría”, término de menor nivel. Según los medios oficiales, ahora se busca que Mao pase a la historia como el líder que alzó a China, Deng como el que la hizo rica y Xi Jinping como el que la hizo fuerte.

Pacto por el clima y tensiones con EE.UU.

La reunión del Comité Central del PCCh coincidió con una intensa actividad diplomática. China y Estados Unidos anunciaron un inesperado acuerdo climático en la COP26 de Glasgow, en lo que pareció aliviar las fuertes tensiones entre las dos potencias, y se espera próximamente una reunión entre Xi Jinping y Joe Biden por videoconferencia. Sin embargo, el presidente chino advirtió también de tensiones de la época de la Guerra Fría en la región del Asia-Pacífico. “Los intentos de trazar barreras ideológicas o formar pequeños círculos en base a la geopolítica están condenados al fracaso”, dijo en una conferencia empresarial virtual paralela a la cumbre del foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico organizada por Nueva Zelanda.

“De Odebrecht a las empresas chinas”
Mauricio Claver-Carone

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, alertó ayer jueves contra la penetración china en Latinoamérica, estimando que la región no debería pasar de “la era de Odebrecht a la era de las empresas chinas”.

El problema sería “que la región fuera de la era de Odebrecht a la era de las empresas chinas”, dijo Claver-Carone a AFP en una entrevista en Madrid, aludiendo a la empresa brasileña que dejó un reguero de sobornos en la región.

“Las empresas chinas han tergiversado los mercados. ¿Por qué? Porque son empresas subsidiadas por el Estado y, francamente son empresas sin estándares de integridad”, añadió el presidente del BID.

“Es la preocupación por cómo” estas empresas “afectan a un ecosistema que ya tiene demasiados problemas, burocráticos, de corrupción, de transparencia etc... Es como una tormenta perfecta”, ahondó.

En los últimos 20 años, China ganó fuertemente terreno frente a Estados Unidos en América Latina, convirtiéndose en el primer socio comercial de casi todos los países sudamericanos, concediendo préstamos de bajo interés, e invirtiendo en proyectos energéticos, puertos y autopistas, entre muchas obras.

China representa el 12% de las exportaciones y 18% de las importaciones de toda América Latina y el Caribe, según un informe del gabinete de reflexión BSI Economics. Entre 2004 y 2019, las exportaciones e importaciones de la región frente a China se multiplicaron por 10 y por 8, respectivamente, según la misma fuente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados