CHOQUE DE POTENCIAS

“China ha infectado al mundo”, dice Trump y pide que la ONU la obligue a "rendir cuentas"

Donald Trump acusa a China de ser responsable por infectar al mundo con el COVID-19. Pero, Xi Jinping responde que eso es politización.

Donald Trump habla por videoconferencia ante la Asamblea General de la ONU. Foto: AFP
Trump dejó en claro que no quiere que este sea su último discurso ante la ONU y planteó un mensaje optimista sobre el futuro del mundo. Foto: AFP

El presidente Donald Trump, pidió ayer martes a la ONU que obligue a China a “rendir cuentas” por “infectar al mundo” con el COVID-19, y aseguró que la Organización Mundial de la Salud (OMS) está “prácticamente controlada” por el Gobierno chino.

“Las Naciones Unidas deben hacer que China rinda cuentas por sus actos” relacionados con la pandemia, dijo el mandatario de Estados Unidos en su cuarto discurso ante la Asamblea General de la ONU, enviado en video.

“En los primeros días del virus, China prohibió los viajes a nivel doméstico mientras permitía que los vuelos abandonaran China e infectaran al mundo”, denunció.

Trump subrayó que el “gobierno chino, y la OMS, que está prácticamente controlada por China, declararon falsamente que no había pruebas de transmisión entre humanos” del coronavirus, y que luego “dijeron, falsamente, que la gente sin síntomas no contagiaría la enfermedad”.

El presidente ha culpado repetidamente a Pekín y a la OMS por el impacto de la pandemia en Estados Unidos, el país más golpeado del mundo, con casi 200.000 muertos y 6,8 millones de contagios.

Trump describió el combate contra la pandemia como “una gran lucha global” de proporciones similares a la que llevó a la creación de la ONU hace 75 años, y volvió a describir la enfermedad como “el virus de China”, a pesar de las acusaciones de racismo que le ha merecido el uso de ese término.

“En Estados Unidos hemos lanzado la movilización más agresiva desde la Segunda Guerra Mundial”, insistió el mandatario. “Distribuiremos una vacuna, derrotaremos al virus, acabaremos con la pandemia y entraremos en una nueva era de prosperidad, cooperación y paz sin precedentes”, prometió.

Trump también arremetió contra China en el plano medioambiental, al afirmar que “las emisiones de carbono” del gigante asiático son “casi el doble que las de Estados Unidos, y están creciendo rápidamente”.

“Quienes atacan el excepcional historial medioambiental de Estados Unidos mientras ignoran la polución rampante de China no están interesados en el medioambiente”, dijo el presidente que ha iniciado el proceso para retirar a su país del Acuerdo de París sobre el clima.

"Polución rampante".

Trump no solo usó al gigante asiático como contraste para ensalzar su propia gestión de la pandemia, sino también para argumentar que su política medioambiental no es tan mala, pese a haber iniciado la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París.

“Quienes atacan el excepcional historial medioambiental de Estados Unidos mientras ignoran la polución rampante de China no están interesados en el medioambiente”, afirmó.

Era un mensaje extraño para un presidente que ha definido el calentamiento global como una “farsa”, pero tenía una razón de ser: las encuestas muestran que a cada vez más votantes conservadores, especialmente en Florida, les preocupa la crisis climática, y la campaña de Trump ha tratado de suavizar su mensaje en ese sentido.

Donald Trump. Foto: Reuters
Donald Trump. Foto: Reuters

Trump tuvo otra frase claramente diseñada a medida de los votantes de origen cubano y venezolano en Florida, que pueden ser decisivos para ayudarle a retener, en las elecciones del 3 de noviembre, ese estado clave que ganó por un estrecho margen en 2016.

“Estamos defendiendo al pueblo de Cuba, Nicaragua y Venezuela en su justificada lucha por la libertad”, subrayó el mandatario, en una breve mención a su política de mano dura hacia esos tres países.

Y como hizo el año pasado ante la ONU, Trump también defendió ayer su controvertida política migratoria, que según apuntan algunas encuestas, no es tan impopular como parecía entre los votantes hispanos de estados clave como Arizona o Nevada. “Hemos llegado a históricas alianzas con México, Guatemala, Honduras y El Salvador para detener el tráfico de personas”, recordó.

Esos acuerdos, destinados a contener el flujo de inmigrantes sin papeles hacia la frontera norte de México, han limitado la capacidad de los indocumentados de solicitar asilo en Estados Unidos y han generado críticas sobre posibles violaciones al derecho migratorio internacional.

El discurso de Trump, que con apenas siete minutos fue el más corto que ha dado ante la Asamblea General, dedicó menos tiempo a Irán del que se esperaba: apenas mencionó las sanciones que ha impuesto a ese país y promocionó su decisión de asesinar al general iraní Qasem Soleimaní.

Además, presumió de haber “revitalizado la alianza de la OTAN, donde otros países pagan ahora una parte mucho más justa” de su financiación.

Respuesta china.

El presidente de China Xi Jinping, condenó todo “intento de politización o estigmatización” en torno a la pandemia del coronavirus. En su mensaje en video, subrayó que la respuesta a la enfermedad debe estar “guiada por la ciencia” y dar un papel clave a la OMS) muy criticada por Trump.

“El virus será derrotado. La humanidad ganará esta batalla”, insistió el líder chino, que hizo un llamamiento a la cooperación internacional y a apoyar a los países más vulnerables. En ese sentido, destacó que las posibles vacunas que China está desarrollando, con varias en la última fase de ensayos clínicos, serán consideradas un “bien público global” y se distribuirán de forma prioritaria a países en desarrollo.

Además, aseguró que China seguirá compartiendo buenas prácticas, tratamientos y productos con el resto del mundo, insistiendo en que frente al virus lo que se necesita es más solidaridad.

“Ningún país tiene derecho a dominar los asuntos globales", afirmó el mandatario. Foto: AFP
“Ningún país tiene derecho a dominar los asuntos globales", afirmó el mandatario. Foto: AFP

“Cualquier intento de politización o estigmatización con este asunto debe recharzarse”, recalcó Xi, que defendió también que las potencias deben poner de su parte para la recuperación tras esta crisis, no solo dentro de sus fronteras, sino también en el resto del mundo.

El presidente chino anunció así que su Gobierno facilitará más fondos a la respuesta humanitaria de Naciones Unidas ante la pandemia y que extenderá su cooperación con la organización en materia de desarrollo.

Las palabras de Xi fueron emitidas la Asamblea General unos minutos después de la dura intervención de Trump contra el rol de China durante la pandemia. Aunque el mensaje del presidente chino estaba grabado de forma previa y, por tanto no pudo responder directamente, su embajador ante Naciones Unidas apuntó al presentar al discurso de su líder que China rechaza las “acusaciones sin base” en su contra.

“Europa no debe ser un espectador”, afirmó Macron

“El mundo de hoy no puede reducirse a la rivalidad entre China y Estados Unidos, por mucho peso mundial que tengan esas dos potencias”, sentenció el presidente de Francia, Emmanuel Macron. “Debemos construir un nuevo orden, y eso significa que Europa tiene que asumir plenamente su responsabilidad”, sin limitarse a ser “los espectadores decepcionados de una impotencia colectiva”, sino comprometidos a “utilizar sus márgenes de maniobra”. Pidió una nueva globalización, “más justa, equitativa, equilibrada y duradera”.

“La Spútnik V es segura y efectiva”, dijo Putin
Vacuna contra el coronavirus. Foto: EFE

Vladímir Putin sacó pecho por el rápido desarrollo en su país de una vacuna contra el coronavirus y se la ofreció de forma gratuita a la ONU para que proteja a todos sus empleados. También dijo que su país está abierto a suministrar a otras naciones la Spútnik V, que destacó demuestra ser “segura y efectiva”.

Putin insistió en que los ciudadanos de todo el mundo deberían tener acceso gratuito a una vacuna contra el COVID-19 y subrayó también la voluntad del Kremlin de trabajar con otros Gobiernos para compartir métodos de diagnóstico y de tratamiento.

Secretario general de la ONU: “Vamos en dirección peligrosa”

Frente a la pandemia del COVID-19, el mundo necesita “un cese al fuego mundial para frenar todos los conflictos calientes y hacer todo lo posible para evitar una nueva Guerra Fría”, declaró el secretario General de la ONU, Antonio Guterres. “Avanzamos en una dirección muy peligrosa”, alertó al denunciar la creciente rivalidad entre China y Estados Unidos. “Nuestro mundo no puede darse el lujo de un futuro donde las dos mayores economías se reparten el planeta en una Gran Fractura, cada una con sus propias reglas comerciales y financieras y capacidades de internet y de inteligencia artificial”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados