LA CARRERA ARMAMENTISTA DE LAS POTENCIAS

China también aumenta su presupuesto militar

Sigue los pasos de EE.UU. y Rusia en la carrera armamentista.

Pekín: ayer se inauguró la Asamblea Nacional Popular. Foto: Reuters
Pekín: ayer se inauguró la Asamblea Nacional Popular. Foto: Reuters

En el mundo soplan vientos de rearme. Estados Unidos y Rusia están en pleno proceso de fortalecer su poderío militar en una escalada que no se veía desde los años más calientes de la Guerra Fría. Ahora se suma China, que ayer lunes anunció que acelerará el crecimiento de su presupuesto militar en 2018. El anuncio se hizo al inicio de las secciones de parlamento del régimen comunista que terminará el próximo domingo aprobando una reforma que habilitará la reelección indefinida del presidente Xi Jinping. El propio Xi prometió un ejército de "clase mundial" en 2050.

El presupuesto militar chino, segundo del mundo detrás del de Estados Unidos, aumentará 8,1% este año para modernizar las fuerzas armadas, según anunció el primer ministro, Li Keqiang. Este año el presupuesto será de 1,1 billones de yuanes (175.000 millones de dólares).

China gastó en 2017 un total de 151.000 millones de dólares en su ejército, según el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) de Londres. Es cuatro veces menos que Estados Unidos (603.000 millones de dólares), pero mucho más que Arabia Saudita (77.000 millones), Rusia (61.000 millones), India (53.000 millones), Reino Unido (51.000 millones) o Francia (49.000 millones).

El Ejército chino sí es el mayor del mundo en número de efectivos: 2,3 millones de soldados.

"No hay una hipermilitarización" de China, matiza no obstante James Char, experto del ejército chino en la universidad tecnológica de Nanyang, en Singapur. Estos últimos años el índice de crecimiento de gastos militares "no es desproporcionado" y sigue el ritmo del PIB, agrega. El objetivo de crecimiento económico para China es de alrededor 6,5% para 2018, idéntico al del año pasado.

China lleva a cabo desde hace 30 años un proceso de modernización de su ejército para colmar su retraso ante las fuerzas armadas occidentales.

Su ejército está poco presente en el escenario internacional: al margen de misiones de mantenimiento de la paz de la ONU, solo tiene 240 hombres en la única base militar que de momento tiene abierta en el extranjero (en 2017 en Yibuti), y su marina patrulla en el Golfo de Adén en misiones de escolta contra la piratería, según el IISS.

En comparación, Estados Unidos tiene 200.000 militares desplegados en unos 40 países, y Francia unos 10.000 en una decena de naciones, especialmente africanas.

"China moderniza sus fuerzas armadas con una perspectiva regional. No quiere suplantar la dominación estadounidense que tiene un rol de gendarme del mundo", destaca Juliette Genevaz, del Instituto de investigación estratégica de la Escuela Militar de País.

En Asia, China sí es intransigente sobre los territorios que considera forman parte de su soberanía histórica: la isla de Taiwán, las islas Senkaku-Diaoyu (disputadas con Japón), algunos territorios fronterizos (con India) e islotes en el mar de China meridional (donde Vietnam, Filipinas y Malasia tienen aspiraciones rivales). Este lunes el primer ministro chino Li Keqiang advirtió al gobierno de Taiwán, cuyo control Pekín perdió en 1949, que China no toleraría "jamás una tentativa o acción separatista".

"Xi Jinping tiene entre sus proyectos reunificar Taiwán de una forma u otra antes de abandonar el poder", estima Jean-Pierre Cabestan, politólogo en la universidad bautista de Hong Kong.

El aumento del presupuesto militar chino llega cuando otras potencias también han decidido apostar fuertemente por el rearme. En febrero el presidente estadounidense, Donald Trump, propuso un presupuesto en Defensa de 716.000 millones de dólares para 2019, lo que supondría un aumento interanual del 7%. Su homólogo ruso, Vladímir Putin, respondió la semana pasada anunciando el desarrollo de un nuevo arsenal estratégico compuesto por misiles intercontinentales, cohetes ultrasónicos o armas con rayos láser que para los analistas podrían conllevar el inicio de una nueva carrera armamentística global.

En los círculos académicos y militares chinos algunos interpretan que Pekín está respondiendo a los anuncios de Trump. "La subida (del gasto militar en Estados Unidos) ha sido la mayor desde la Guerra de Vietnam, y China va a reaccionar de alguna manera", subrayó analista de defensa Yue Gang. En cambio, para Wang Dong, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Pekín, China no va a acelerar o frenar el desarrollo de su Ejército "por los cambios en otros países", ya que "la defensa nacional se adapta al desarrollo económico o las políticas diplomáticas".

Abrieron la sesión para eternizar a Xi Jinping

¿Xi Jinping presidente vitalicio de China? Unos 3.000 diputados chinos aplaudieron calurosamente ayer lunes la reforma que ofrece al hombre fuerte de Pekín un mandato ilimitado. La sesión plenaria anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP), sometida al Partido Comunista Chino (PCCh), se abrió ayer y durará dos semanas. En ella se reforzarán los poderes de Xi, hasta niveles nunca vistos desde la época de Mao Zedong (1949-1976). Los parlamentarios confirmarán el domingo esta reforma. Sus detractores compararon la situación con Corea del Norte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)