CAROLINA GOIC

"En Chile se dificultan los nuevos liderazgos"

En las últimas elecciones chilenas fue candidata presidencial por el Partido Demócrata Cristiano (PDC).

Carolina Goic. Foto: AFP
Carolina Goic. Foto: AFP

Electa diputada en 2006, desde marzo de 2014 ocupa una banca en el Senado. Presidió el PDC entre 2016 y 2017. La semana pasada la senadora Goic estuvo en Uruguay para un encuentro organizado por la Fundación Konrad Adenauer sobre Mujeres en Política.

—¿Qué espera del nuevo gobierno de SebastiánPiñera? ¿Cuáles deberían ser los primeros temas a abordar?

—Primero que todo espero que al presidente Piñera le vaya bien, porque así le va bien a Chile. Una de las complejidades de gobernar es saber priorizar los temas. Viendo los debates y las demandas del pueblo de Chile se hace urgente una reforma al sistema de pensiones que ya no da para más. Otro tema prioritario es una reforma al Sename (Servicio Nacional del Menores), donde hoy día hay miles de niños y niñas cuyos derechos están siendo vulnerados de manera dramática e inaceptable. Junto a eso espero que trabajemos con celeridad la Ley Nacional del Cáncer, que fue una propuesta de nuestra campaña que recogió el presidente electo, al igual que un mayor apoyo a los adultos mayores y fortalecimiento de la educación técnico-profesional, que también formaron parte de nuestras propuestas.

—Al final del gobierno de Piñera, en 2022, Chile habrá completado 16 años donde solo se alternaron dos presidentes: Michelle Bachelet entre 2006-2010, Piñera 2010-2014, Bachelet 2014-2018 y de nuevo Piñera. ¿Esto es una muestra de la falta de renovación de líderes o es que la gente prefiere a políticos ya conocidos y no experimentar?

—Creo que ahí hay varios factores, entre esos los que usted menciona. La política es un ámbito donde es muy difícil ceder poder a quien lo detenta y creo que eso en Chile ha dificultado el surgimiento de nuevos liderazgos. Siempre hay un cuestionamiento a quien viene surgiendo, hay una responsabilidad de los partidos políticos y de los gobiernos. Yo soy partidaria de limitar la reelección de los parlamentarios para dar espacios de renovación.

—La reciente visita del papa Francisco a Chile estuvo marcada por los escándalos de abuso sexual a niños por parte de curas. Actualmente hay una investigación en curso ordenada por el Vaticano en torno a la actitud del obispo Juan Barros, al que se acusa de encubrir los abusos. ¿Qué opina de este caso? ¿Debe el Vaticano cesar a Barros y llevarlo a la Justicia?

—Primero quiero decir que, como católica, me duele profundamente el daño que se le ha causado a las víctimas. En mi campaña presidencial fui apoyada por Juan Hamilton, quien sufrió abusos por parte del tristemente célebre padre Karadima, un abusador consumado que era protegido, según los relatos de las víctimas, por el obispo Barros. Sobre Barros me parece que fue muy imprudente y provocadora su participación en la visita del Papa. Me pareció muy poco cristiana su actitud. Yo espero que todos los sacerdotes que en Chile o en el mundo han abusado de menores sean enjuiciados y paguen con cárcel si son encontrados culpables.

—El PDC es un partido histórico en Chile que ha mantenido posiciones centristas y que le ha dado tres presidentes al país: Eduardo Frei Montalva, Patricio Aylwin y Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Sin embargo, en las últimas elecciones en las que usted fue candidata presidencial apenas llegó al 5,8%. ¿A qué se debe esta baja votación? ¿Estamos ante un proceso de desaparición del PDC?

—Lo primero que le diría es que la crisis de los partidos es un fenómeno global y que dice de una relación con ciudadanos más informados y empoderados que son más exigentes con sus gobernantes, lo que me parece muy bien. En el caso del PDC lo que ha pasado es que nuestras diferencias internas no hemos sabido canalizarlas por las vías institucionales y, por el contrario, las hemos ventilado por los medios de comunicación y eso ha dañado severamente nuestra credibilidad ante la gente. Mi votación en la pasada presidencial es, entre otras cosas, el reflejo de eso. Yo no sé si el PDC va a desaparecer, pero sí sé que si no enmendamos el rumbo y mejoramos nuestras prácticas estamos ante una crisis que podría ser terminal.

—Chile ha mantenido una actitud crítica con el gobierno de Nicolás Maduro. ¿Cómo observa la situación en Venezuela? ¿Es el gobierno de Maduro una dictadura o todavía lo considera un régimen democrático?

—Desde hace tiempo yo he sostenido que hoy en Venezuela hay una dictadura, pues no están garantizadas las libertades básicas, hay presos políticos y se disolvió la Asamblea Nacional, con lo cual se ha quebrantado el Estado de derecho. Maduro tratará de blanquear su régimen con unas elecciones carentes de legitimidad, donde la oposición real tiene a varios de sus líderes encarcelados y que, en su mayoría, no participarán de esta puesta en escena que se está organizando. Lo dramático además es la crisis social y humanitaria a la que el régimen ha llevado al pueblo venezolano, vamos a seguir con fuerza apoyando para reestablecer un sistema democrático.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)