DEBATE JUBILATORIO

En Chile aprueban retiro anticipado de pensiones

El proyecto, impulsado por la oposición, está generando una fuerte crisis en el gobierno chileno, pues fue aprobado gracias al voto a favor de varios legisladores oficialistas.

Diputados chilenos festejando la aprobación del proyecto. Foto: AFP
Diputados chilenos festejando la aprobación del proyecto. Foto: AFP

El Congreso de Chile aprobó ayer jueves de manera definitiva el proyecto de ley de reforma constitucional que permite a los chilenos retirar el 10% de sus fondos de pensiones para hacer frente a las complicaciones económicas que está causando la pandemia del coronavirus.

La iniciativa fue aprobada en tercer trámite por la Cámara de Diputados, finalizando su curso parlamentario y quedando lista para su eventual promulgación por el presidente Sebastián Piñera, quien es contrario a esta reforma y podría vetarla o recurrirla ante el Tribunal Constitucional.

El proyecto, impulsado por la oposición, está generando una fuerte crisis en el gobierno chileno, pues fue aprobado gracias al voto a favor de varios legisladores oficialistas.

El texto requería 93 votos y fue aprobado por una mayoría de 116 votos a favor -entre ellos 35 de la coalición oficialista Chile Vamos-, 28 en contra y 5 abstenciones. En el primer paso del proyecto por la Cámara de Diputados fueron 13 los legisladores oficialistas los que dieron su apoyo, mientras que en el Senado fueron 5.

Desplegando banderas y entonando el himno nacional, varios diputados celebraron en el Congreso una votación impensada hace cuatro meses, menos aún con el apoyo de parlamentarios de la derecha chilena.

El debate agitó a la ciudadanía, que según las encuestas la apoya mayoritariamente (80% según algunos sondeos) y así lo expresó con cacerolazos en los días previos a las votaciones y con bocinazos desde los automóviles para celebrar que la iniciativa acabó por aprobarse.

Además, el asunto se abordó con el recuerdo fresco del “estallido social” de octubre de 2019, con masivas protestas denunciando la desigualdad del país y reclamando reformas estructurales en el modelo de pensiones, entre otras cosas.

“No siento que uno experimente una derrota cuando lucha con convicción y con fuerza por lo que cree es mejor para Chile y los chilenos”, dijo el mandatario, consultado ayer jueves sobre la decisión del Congreso.

El objetivo de la reforma es dar a los ciudadanos la posibilidad de retirar el 10% de sus fondos de pensiones como ayuda ante las dificultades que está ocasionando la pandemia, que en mayo hundió un 15,3% la actividad económica mientras que elevó la tasa de desempleo hasta el 11,2%.

El Gobierno presentó en los últimos días nuevas ayudas a la clase media, que incluyen un ingreso básico de 600 dólares y créditos estatales blandos, tratando de convencer a los parlamentarios de rechazar el retiro del 10% de las pensiones, pero no lo logró.

Desde el Gobierno se cree que permitir el retiro anticipado del 10% es regresivo, empobrecerá a los pensionistas y dificultará una reforma estructural del sistema en el futuro.

“Nuestra convicción es que la clase media no tiene que pagar con sus pensiones esta crisis, sino con aportes del Estado y transferencias directas”, dijo el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, tras conocerse el resultado de la votación.

Ni Piñera ni Blumel quisieron adelantarse sobre la posibilidad de vetar el proyecto, opción que los expertos descartan pues podría provocar una nueva ola de protestas como la del pasado octubre.

El modelo de pensiones de Chile se basa en el ahorro individual, mediante el cual cada trabajador aporta un 10% mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal del que puede disponer cuando se jubila y que es gestionado por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

La nueva ley permite a los 10,9 millones de afiliados a las AFP retirar hasta un máximo de 4,3 millones de pesos chilenos (5.400 dólares) y un mínimo de un millón de pesos (1.250 dólares) de sus fondos de pensión. Quienes tengan ahorrado menos de ese mínimo podrán retirar la totalidad de su fondo. Se calcula que el retiro promedio rondaría los 1.600 dólares.

La normativa estableció que el retiro quedará exento del pago de impuesto. La mitad de los fondos se entregarán en un máximo de 10 días desde que se presente la solicitud y el resto en otros 30 días, con un plazo máximo de un año para concretar la operación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados