CRISIS EN VENEZUELA

Chavismo dialoga "a espaldas" de Maduro con Estados Unidos

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, dijo ayer miércoles que los contactos han sido secretos y a “espaldas” de Maduro.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, habla en un acto político. Foto: Reuters
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, habla en un acto político. Foto: Reuters

Confirmado. Más allá del discurso para la tribuna de Nicolás Maduro y de las sanciones de Donald Trump, el régimen chavista y el gobierno de Estados Unidos han estado conversando estos meses. Y esas conversaciones tienen un objetivo: la salida de Maduro del poder.

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, dijo ayer miércoles que los contactos han sido secretos y a “espaldas” de Maduro. “Los únicos asuntos discutidos por aquellos que están acercándose a espaldas de Maduro son su salida y elecciones libres y justas”, sostuvo Bolton.

Maduro, que rompió relaciones con Estados Unidos el 23 de enero luego de que Trump reconociera al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino, dijo sin embargo este martes que las negociaciones se hicieron bajo su “autorización expresa”. “Desde hace meses tenemos contacto, así como he buscado el diálogo en Venezuela, he buscado la forma en que el presidente Donald Trump escuche a Venezuela de verdad”, señaló en un mensaje transmitido por radio y televisión.

Sin embargo, la oposición no le cree. Guaidó tachó ayer miércoles de “torpe” y “desesperado” a Maduro por decir que “él era el que estaba en el proceso” de conversaciones con Washington y “horas después lo desmienten y lo hacen quedar en ridículo”, en alusión al tuit de Bolton.

Guaidó no dio indicios de que él o alguno de sus partidarios hayan estado involucrados en las conversaciones secretas, pero subrayó que “la interlocución legítima de Venezuela la tiene el Parlamento (...) y su presidente encargado”.

Maduro admitió los contactos con Washington luego de que Trump dijera el martes que su gobierno mantiene conversaciones “con varios representantes” del régimen venezolano. “No quiero decir quién, pero estamos hablando a muy alto nivel”, indicó Trump, al ser consultado sobre reportes que decían que se estaba hablando con Diosdado Cabello, el número dos del régimen.

Cabello preside a la oficialista Asamblea Constituyente, que en la práctica reemplazó a la Asamblea Nacional (parlamento) controlada por la oposición.

Diosdado Cabello habla en una sesión de la Constituyente. Foto: AFP
Diosdado Cabello habla en una sesión de la Constituyente. Foto: AFP

“Maduro, el usurpador, está ya desesperado y (es) tan torpe que tuvo que salir al paso a lo que decían” de Cabello, dijo Guaidó.

Elliott Abrams, representante de Trump para la crisis venezolana, ha dicho que pese a que no hay relaciones diplomáticas formales, se conserva un canal con Venezuela.

Consultado por AFP, un portavoz del Departamento de Estado dijo que “en los últimos meses, decenas de los supuestos aliados más cercanos de Maduro han intentado vincularse con Estados Unidos para negociar su partida”. “Maduro es muy consciente de que no puede confiar en su círculo de asesores”, dijo este funcionario que prefirió no ser identificado.

Tras una fallida rebelión militar liderada por Guaidó el 30 de abril, Bolton dijo que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y otros funcionarios clave del régimen chavista habían comprometido su apoyo para sacar a Maduro, pero terminaron echándose atrás.

El exjefe de inteligencia de Venezuela, Cristopher Figuera, quien huyó a Colombia tras coordinar ese fracasado alzamiento, apareció en junio en Estados Unidos afirmando que Maduro puede caer.

Estados Unidos viene presionando a Maduro con una batería de sanciones, entre ellas el reciente bloqueo de activos de Venezuela y un embargo de facto al crudo venezolano, crucial para su economía. Pero Maduro no cede, sostenido por Rusia, Cuba y China.

Mientras negocian por lo bajo, para la tribuna Maduro mantiene su prédica contra Estados Unidos. El régimen chavista lanzó la campaña “No Más Trump”, con la que busca reunir unas 13 millones de firma en contra de las sanciones de Estados Unidos.

Cabello, ¿la llave?

Varias informaciones de prensa, como la publicada este domingo por el portal Axios, confirmaron los contactos entre Cabello y la Casa Blanca a través de intermediarios. De acuerdo con Axios, que cita a fuentes gubernamentales, los contactos los coordinó el encargado de Latinoamérica en el Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Mauricio Claver-Carone.

Uno de los predecesores de Claver-Carone en la Casa Blanca, Fernando Cutz, dijo a EFE que, según una de sus fuentes en el Departamento de Estado, ha habido al menos dos contactos con Cabello en estos meses.

Cabello participó en persona en el primero de ellos, celebrado en Caracas en julio, mientras que a un segundo encuentro en Washington recientemente, asistió un enviado del dirigente chavista.

Ni Cutz ni los informes de prensa han identificado al enviado de la Casa Blanca, y el exasesor de Trump afirmó que hay cierta oposición en el Departamento de Estado a los contactos con Cabello.

Cabello está sujeto a sanciones estadounidenses acusado de tener lazos con el narcotráfico, por lo que Cutz consideró “preocupantes” los informes sobre las conversaciones.

“Cabello es prácticamente el líder de la mafia. En cualquier cosa oscura que pase en el país, no solo está implicado, sino en un papel de liderazgo. Estados Unidos tiene una política de no negociar con terroristas, y yo diría que Cabello es lo más parecido a un terrorista que hay en Venezuela”, opinó Cutz.

No está claro cuál es el objetivo de los contactos con Cabello, y hay quienes apuntan que la Casa Blanca podría estar intentando una desestabilización en el entorno de Maduro, siete meses después de reconocer a Guaidó como presidente.

Candidato K se alineará a México y Uruguay

Alberto Fernández se alinearía con la posición de México y Uruguay sobre Venezuela en caso de ganar las elecciones en Argentina. A diferencia de la mayoría de los países latinoamericanos que no reconocen al régimen de Nicolás Maduro, México y Uruguay han apostado a una estrategia negociadora. “No estoy de acuerdo con todas estas propuestas que encolumnaron a parte de América Latina detrás de Trump y valoro mucho la propuesta que han hecho López Obrador y Tabaré Vázquez”, dijo Fernández esta semana en una entrevista con canal 13. Maduro rompió relaciones con Estados Unidos en enero. Desde entonces, Donald Trump ha aplicado sanciones a altos funcionarios y entes estatales para presionar la salida del régimen, y ha apoyado al líder opositor Juan Guaidó. El presidente argentino Mauricio Macri está alineado a la estrategia de Trump, pero Fernández dijo que se sumaría al mexicano Andrés Manuel López Obrador y a Vázquez para ayudar a “que los venezolanos resuelvan, no que alguien resuelva por los venezolanos”. Fernández dijo que Maduro había “caído en muchas arbitrariedades”, indicando su preocupación por las conclusiones del informe de ONU sobre violaciones de derechos humanos en Venezuela.

Los apagones no dan tregua en Venezuela
Apagón en Venezuela. Foto: Reuters

Amplios sectores de Caracas y varios estados quedaron esta semana sin luz durante horas, menos de un mes después de otro apagón que dejó a oscuras a Venezuela. El servicio comenzó a restablecerse gradualmente este martes entre una y dos horas después del corte, que también afectó a unos 11 estados, entre ellos Miranda y Vargas, según el líder opositor Juan Guaidó.

La estatal Corpoelec informó que la falla se produjo por una “avería”, sobre la cual no dio detalles. Las interrupciones se empezaron a registrar hacia el mediodía del martes, dejando fuera de operación el metro de Caracas -ciudad de cinco millones de habitantes- y colapsando el transporte público.

“Es por falta de mantenimiento, es como a un carro al que nunca le haces mantenimiento. Esto tiende a empeorar”, declaró a la AFP William Perozo, de 38 años, quien trabaja estacionando vehículos.

Según informes de usuarios, los cortes se concentraron en barios del este, el oeste y la periferia norte de Caracas. Esta interrupción ocurrió luego de que el 22 de julio Caracas y los 23 estados del país quedaran a oscuras por una falla en la central hidroeléctrica de Guri (estado Bolívar), fuente del 80% de la energía que consumen los venezolanos. “Este día ya está muerto. Hay que caminar. Ya me ha tocado irme a pie (a casa) y es terrorífico. Aquí lo que hay es que salir corriendo de este país”, comentó Rita Macedo, de 50 años, empleada de una tienda de colchones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)