LA CRISIS EN VENEZUELA: PULSEADA ELECTORAL

El chavismo se apodera de todo y la oposición se baja

Proponen legislativas simultáneas con las presidenciales.

Nicolás Maduro. Foto: EFE
Nicolás Maduro. Foto: EFE

El régimen chavista hizo otra jugarreta para embretar a la oposición. A través del todopoderoso Diosdado Cabello, planteó adelantar las elecciones parlamentarias para celebrarlas junto a las presidenciales el 22 de abril, en las que Nicolás Maduro buscará la reelección.

Este planteo de Cabello, vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), llega en momentos en que la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se apresta a anunciar formalmente, hoy miércoles, que se marginará de las presidenciales por considerar que no hay garantías para una contienda libre y justa.

El Parlamento que ahora se plantean renovar, es el único poder en Venezuela que tiene mayoría opositora, aunque desde mediados del año pasado ha sido desplazado por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, que aprueba por unanimidad todo lo que se le diga desde el Palacio de Miraflores, sede del poder ejecutivo.

Para guardar las formas, Cabello dijo ayer que planteará a la Constituyente la solicitud de elecciones legislativas simultáneas con las presidenciales.

"Están viendo la posibilidad de echarle el guante a todos los poderes de una vez aprovechando que no hay oposición, que la MUD no va a participar y ven la posibilidad de arrasar con todo", declaró a la AFP el politólogo Luis Salamanca.

Según analistas, con el adelanto de elecciones el chavismo busca sacar provecho de las fracturas en la oposición para perpetuar a Maduro en el poder, pese a la debacle económica con hiperinflación, falta de alimentos y de medicinas.

A cuatro días de la inscripción de candidatos, la MUD no anuncia formalmente si acudirá a las presidenciales, aunque dos de sus mayores partidos, Voluntad Popular de Leopoldo López y Primero Justicia de Henrique Capriles, rechazaron que la oposición participe, buscando restarle legitimidad a una reelección de Maduro.

"La van a barrer y va a quedar muy mal, sin poder institucional —aunque no lo ejerza—, sin la cuota que tiene en el Parlamento y a la deriva, fragmentada en todas sus partes, y con una decisión de no participar que tomaron con una lentitud pasmosa y sin visión unitaria", vislumbró Salamanca sobre la alianza opositora.

Diego-Moya Ocampos, analista del IHS Markit con sede el Londres, calificó la propuesta de Cabello como un "chantaje" del oficialismo frente a la decisión de la MUD de no "prestarse para legitimar una elección presidencial que carece de las mínimas garantías y que (parte de) la comunidad internacional no reconocerá".

La MUD arrasó en las legislativas de diciembre de 2015 poniendo fin a una hegemonía chavista de casi dos décadas. Pero recién iniciada la legislatura, el poder judicial, acusado de servir al gobierno, lo consideró en desacato y nulas todas sus decisiones.

Frente Amplio opositor.

Primero Justicia (PJ) anunció ayer que no participará en las elecciones del 22 de abril al considerar que estos comicios serán "fraudulentos" por no ofrecer condiciones justas. "Con vista a la negativa reiterada del Gobierno nacional a otorgar las garantías para elecciones libres y democráticas establecidas en la Constitución (...) hemos decidido NO participar en dicho proceso fraudulento", dijo en un comunicado.

PJ apoya en cambio la conformación de un "Frente Amplio" que incluya a los sectores de la sociedad venezolana que ya han manifestado su rechazo a la "farsa electoral" para exigir que se otorguen las garantías establecidas en la Constitución para que una elección sea justa y transparente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º