ARGENTINA

CFK no viajó a Buenos Aires pero fue al juzgado de Río Gallegos

La exmandataria argentina se presentó en los tribunales de Río Gallegos luego de negarse a viajar a Buenos Aires donde la esperaban para que declare.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cristina Fernández a la salida de los tribunales de Comoro Py. Foto: AFP.

No fue a Comodoro Py, donde la esperaban para que declare, pero sí a los tribunales federales de Río Gallegos.

Finalmente, la expresidenta argentina Cristina Fernández se ausentó a la cita que tenía a las 10 en Retiro, en la Capital Federal, pese a que el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la causa por el dólar futuro, le ordenó a que deje sus huellas digitales y que se someta a un estudio socioambiental.

En cambio, cerca de las 11, la exmandataria se dirigió a los tribunales de la capital santacruceña. Se presentó en el edificio de la esquina de Zapiola y San Martín de Río Gallegos -el mismo donde estuvo presentado testimonial días pasados- sin colaboradores, sólo acompañada por su custodia personal.

Permaneció allí menos de diez minutos. Al salir, vestida de ropa clara, no quiso hablar con la prensa y sólo se limitó a saludar con una mano al subir al auto que la conduzco de su casa a la sede judicial.

Aún se desconoce los detalles de su presentación espontánea. Lo cierto es que hoy a la mañana, en Comodoro Py, la defensa de Cristina Fernández presentó un recurso de queja ante la Cámara Federal y alertó a ese tribunal sobre la posibilidad de que el juez recurra a la policía.

El abogado Carlos Beraldi, en un escrito, pidió al tribunal de alzada que "se otorgue la prórroga" de la audiencia prevista hoy para el próximo jueves 1 de diciembre "sin más trámite". El letrado advirtió a que si el juez federal "ordena traer por la fuerza pública" a la expresidenta "habrá de consumar una privación ilegal calificada", consignó la agencia DyN.

Ahora el magistrado tendrá que decidir qué medidas toma ante la negativa de Cristina Fernández de viajar a Buenos Aires. Ayer había dejado la puerta abierta a pedir auxilio a la fuerza pública para llevar a la expresidenta ante los tribunales.

"Por lo que sé, Cristina está en la Patagonia, en Río Gallegos", dijo esta mañana Máximo Kirchner, echando por tierra las especulaciones sobre qué haría Cristina.

En diálogo con Radio 10, el diputado nacional también desafió a Bonadio: "El juez puede tomar ahora las acciones que detenta con mucho gusto".

Cristina Fernández está procesada porque supuestamente ordenó realizar operaciones de venta de dólares a futuro a un precio menor que el de mercado, lo que motivó que el Gobierno tuviera que pagar la diferencia. El procesamiento dictado por Bonadio fue confirmado por la Sala II de la Cámara Federal.

Con este fallo firme, quedó allanado el camino para que el juez Bonadio eleve la causa a juicio oral y público. Como medida previa, ordenó hacer un estudio socioambiental y que Cristina Fernández deje sus huellas digitales. Pero la expresidenta argumentó que no podía y pidió pasarla para el jueves 1° de diciembre. Además, dijo que le imponía una restricción a sus derechos por obligarla a hacer algo que la ley no exige.

Bonadio rechazó ayer esa petición. Cristina Fernández apeló y el juez lo volvió a rechazar y la intimó a presentarse "bajo apercibimiento en caso de incomparecencia inmotivada de lo que hubiera lugar por derecho". La fórmula habitual usada en tribunales es "bajo apercibimiento de ser traída por la fuerza pública", pero ayer Bonadio dejó la frase en la mitad. Con lo que dejó abierta esa posibilidad, especulaban ayer en tribunales.

Aunque no viaje hoy a Buenos Aires, Cristina Fernández sí lo hará en los próximos días. Su hijo Máximo confirmó que la exmandataria encabezará un acto en el estadio de Ferro el 7 de diciembre, cuando se lance la Corriente Federal Kirchnerista (CFK), un espacio que aglutina a agrupaciones ultra K de cara a las elecciones de 2017.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados