Argentina

Cesó el presidente K de la Suprema Corte

Será sustituido por un juez propuesto por Mauricio Macri.

Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte Suprema argentina. Foto: La Nación | GDA
Ricardo Lorenzetti. Foto: La Nación| GDA

La Corte Suprema de Justicia de Argentina acordó ayer martes nombrar a Carlos Fernando Rosenkrantz como próximo presidente del máximo tribunal, en reemplazo de Ricardo Lorenzetti, quien ocupaba el cargo desde 2007 cuando fue propuesto por el expresidente Néstor Kirchner.

Rosenkrantz, cuyo nombre fue sugerido por el presidente Mauricio Macri en 2016, asumirá el cargo a partir del 1º de octubre por tres años. Rosenkrantz, de 59 años, fue rector de la Universidad de San Andrés y uno de los últimos jueces en integrarse al tribunal. Es considerado como un liberal favorable al mercado.

Lorenzetti, de 62 años de edad, asumió formalmente el más alto cargo del tribunal el 1º de enero de 2007, en reemplazo de Enrique Petracchi, aunque ya era ministro del organismo desde diciembre de 2004, propuesto por Kirchner.

La votación entre los cinco ministros que componen el Supremo dejó como resultado que Rosenkrantz sustituya a Lorenzetti y Elena Highton de Nolasco sea la vicepresidenta.

En los últimos años, la figura y labor de Lorenzetti han sido especialmente polémicas y diversas voces políticas reclamaban su salida. "¡Gracias a Dios!. (...) Lo vengo denunciando desde hace 10 años. Terminó la impunidad y la extorsión. No es más presidente, que es el que administra la Corte", dijo ayer martes la diputada de Cambiemos Elisa Carrió, una de las más críticas con Lorenzetti. Entre otras cuestiones, Carrió había denunciado a Lorenzetti por presunto enriquecimiento ilícito.

La ley argentina establece que el presidente de la Corte y el vicepresidente son elegidos por mayoría absoluta de votos de los ministros del tribunal en mandatos de tres años. Los miembros del alto tribunal (cinco ministro en total) son a su vez seleccionados por el presidente de la República con acuerdo del Senado por dos tercios de sus miembros presentes.

El espíritu que primó entre quienes apoyaron a Rosenkrantz fue el de cambiar el modo de conducción en la Corte y pasar de un estilo personalista a otro más participativo, dijo ayer el diario La Nación. "La Corte Suprema de Justicia es la cabeza del poder judicial que es independiente y elige sus propias autoridades", dijo el ministro de Justicia, Germán Garavano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)