Durante cuatro días

Cerebro de ataques de París oculto en arbustos

El belga de origen marroquí Abdelhamid Abaaoud, considerado el cerebro de los atentados yihadistas de París y la periférica Saint-Denis del pasado 13 de noviembre, se escondió cuatro días entre matorrales tras esos ataques, reveló ayer el diario "Le Parisien".

Abaaoud se refugió bajo una cuneta de la autopista A86, a la altura de Aubervilliers, a las afueras de la capital, apenas horas después del inicio de los ataques, y la Policía se puso tras su pista el día 16 por la tarde, gracias a un testimonio.

Los investigadores, que instalaron una cámara en la zona, reconocieron también que hasta ese escondite se acercó su prima Hasna Aitboulahcen, que murió junto con Abaaoud y un tercer hombre todavía no identificado durante el asedio policial de la madrugada del 18 en un apartamento de Saint-Denis en el que se habían atrincherado.

Los policías también han descubierto que Jawad Bendaoud, el hombre que prestó su piso a los yihadistas en Saint-Denis, también estuvo en contacto 10 días antes de los atentados con una línea belga, cuyo usuario salió de Bruselas el 13 y tras dirigirse a esa localidad se movió por la zona de los ataques.

El diario revela que Salah Abdeslam, contra quien hay orden de captura por su presunta participación en la matanza, presumía de ser el "décimo" yihadista implicado, y amenazó a quienes le llevaron de vuelta a Bélgica con hacer volar el coche por los aires si no le dejaban en Bruselas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados