ESPAÑA

Cataluña bloqueada comienza a analizar nuevas elecciones

Suspenden en fecha la ceremonia para elegir un presidente.

Carles Puigdemont. Foto: EFE
Carles Puigdemont. Foto: EFE

La Justicia española denegó ayer viernes el permiso al independentista preso Jordi Sánchez para acudir al Parlamento catalán para ser escogido presidente de Cataluña, instalando de nuevo en el bloqueo político a esta región, mientras su expresidente Carles Puigdemont no descartaba unas nuevas elecciones.

El lunes, los diputados catalanes estaban convocados para debatir la investidura de Jordi Sánchez, designado por Puigdemont como su sucesor. Pero el presidente del parlamento, ante la imposibilidad de contar con la presencia de Sánchez, suspendió la investidura.

El juez Pablo Llarena, que instruye la causa por rebelión, sedición y malversación contra el núcleo separatista catalán, negó la libertad a Sánchez invocando el "riesgo concreto de reiteración delictiva".

Como expresidente de la influyente asociación independentista ANC, Jordi Sánchez, de 53 años, está en prisión preventiva cerca de Madrid por presunta sedición al convocar una manifestación en septiembre frente a un registro de la Guardia Civil en dependencias del gobierno catalán.

La intervención judicial ya frenó en enero la investidura de Puigdemont, el ex presidente regional exiliado en Bélgica y cesado por el gobierno español tras la fallida declaración de independencia del 27 de octubre. Entonces, el Tribunal Constitucional dictó que sólo podía ser escogido si se entregaba ante el juez que lo persigue por rebelión y sedición. Finalmente Puigdemont renunció pero cedió la candidatura a un compañero encarcelado para mantener la tensión con el gobierno español, que controla esta región desde octubre.

Si el bloqueo persiste, existe el riesgo de repetición electoral. "No es una tragedia que haya unas nuevas elecciones", dijo Puigdemont en una entrevista al diario nacionalista catalán El Punt Avui.

"Si vamos a las elecciones será por la enorme irresponsabilidad del Estado, porque no ha aceptado los resultados del 21 de diciembre", cuando los independentistas obtuvieron la mayoría absoluta en la cámara catalana, aseguró. "Como no les ha gustado el resultado, no quieren que el Parlamento escoja a su presidente (...) Fuerzan las cosas de tal modo que a lo mejor se deberán repetir elecciones", advirtió.

El gobierno de Mariano Rajoy, que no devolverá la autonomía regional hasta que no se forme gobierno, les reclama designar un candidato sin problemas judiciales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)