AVANCE DEL COVID-19

Casos crecen en Chile, confinado, y en Estados Unidos que levanta medidas

Asesor del presidente estadounidense Joe Biden advierte por el avance de la cepa británica; expulsan a personas de playas de Río de Janeiro. 

Imagen en jardines de París puede inducir a creer que Francia está con riesgo mínimo, pero presión de la pandemia sobre hospitales continúa agravándose. Foto: AFP
Imagen en jardines de París puede inducir a creer que Francia está con riesgo mínimo, pero presión de la pandemia sobre hospitales continúa agravándose. Foto: AFP

Después de varias semanas de declinación y luego de una meseta en el numéro de casos de COVID-19, las infecciones volvieron a crecer en Estados Unidos, lo que se atribuye a la decisión de los gobernadores de varios estados de levantar las restricciones preventivas de la enfermedad, así como a la interacción social que se produce, como es el caso de Florida, con motivo del comienzo de la Primavera. En el otro extremo, Chile, que aplica un confinamiento al 97% de su población desde el sábado, registró ayer domingo 7.326 nuevos casos.

Si bien el número de muertes diarias decrece en Estados Unidos, en cambio el de infectados se situó en un promedio de 61.545 la semana pasada, un incremento del 11% en comparación con dos semanas atrás.

Los científicos habían pronosticado que el número de infectados tendría una curva ascendente a fines de marzo, en parte, debido al surgimiento de variantes del coronavirus a lo largo del país.

La variante que estremeció al Reino Unido, denominada B.1.1.7, causó una nueva ola de casos a lo largo de la mayor parte de la Unión Europea. Algunos científicos advirtieron que esa variante puede derivar en una nueva ola de contagios en Estados Unidos.

Anthony Fauci -infectólogo prestigioso y asesor de la Casa Blanca en el combate al virus-sostuvo ayer domingo en el programa Face the Nation de la televisora CBS, que el nuevo aumento de casos obedece a la derogación de las medidas restrictivas en la mayoría de los 50 estados, y una mayor interacción social. “Por cierto, las variantes juegan su parte, pero no son las únicas causantes”, indicó Fauci, quien también atribuyó el problema a la decisión de levantar las restricciones, entre las que se incluye las cenas en el interior de restaurantes y bares, así como no exigir el uso de tapabocas. “Esas decisiones son prematuras”, consideró.

Hasta el jueves, fueron identificados 8.337 casos de la variante británica B.1.1.7 en Estados Unidos.

El último balance de la Universidad Johns Hopkins señala que desde el comienzo de la pandemia, Estados Unidos suma 549.289 fallecidos y 30.254.490 infectados.

Récord

Las autoridades de Chile informaron ayer domingo que fueron detectados 7.326 nuevos contagios por COVID-19, cerrando una semana récord de expansión de la pandemia, con la red hospitalaria al límite, 16 millones de personas en cuarentena total y más de 30.000 fallecidos entre casos confirmados y sospechosos, según el Departamento de Estadísticas del Ministerio de Salud (Minsal).

A la fecha, el país, cuyo confinamiento decretado por el Minsal afecta al 97% de la población, mantiene 41.767 casos activos, personas con capacidad de esparcir la enfermedad.

Según la cartera de Salud, 2.539 personas están hospitalizadas en los CTI, 2.178 de ellas con apoyo de ventilación mecánica. Con el 95% de la red sanitaria a tope, se informó del fallecimiento de 101 personas en las últimas 24 horas, alcanzando un total de 22.754 decesos con PCR positivo.

El Gobierno, que tiene comprometidas 35 millones de dosis para efectuar su plan de vacunación, espera inmunizar al 80% de la población para fines de junio. Lleva vacunadas más de 6,3 millones de personas.

En Brasil

La situación en Brasil sigue siendo adversa. El número de muertos registrados por COVID-19 se situó en 1.656 en las últimas 24 horas, con lo que el total llega a 312.206, informó ayer domingo el Ministerio de Salud. También en las últimas 24 horas fueron comprobados otros 44.326 contagios, lo que eleva el acumulado desde que la pandemia llegó al país, en febrero del año pasado, a 12.534.688 casos. El boletín diario oficial también señaló que aún permanecen en observación 1.309.541 pacientes y que el número de personas que se han recuperado ahora llega a 10.912.941.

Brasil se mantiene como el segundo país más afectado por la crisis sanitaria después de Estados Unidos y enfrenta una nueva y virulenta ola que, según muchos especialistas, puede acelerar más en las próximas semanas, por la circulación de nuevas variantes mucho más agresivas.

Para intentar atajar la expansión del virus, las principales ciudades del país han ordenado interrumpir todas las actividades que son consideradas no esenciales e incluso, en otras como São Paulo y Río de Janeiro, se ha anunciado un feriado de diez días que comenzó el pasado viernes e incluirá la Semana Santa.

Pese a que los últimos dos días la población de Río de Janeiro había respetado la prohibición de ir a la playa, ayer domingo, un día soleado y de fuerte calor, las cosas cambiaron y la Policía tuvo que intervenir para expulsar a cientos de personas que intentaban permanecer en las arenas de Copacabana, Ipanema y Leblón.

También en varias ciudades del país, las autoridades realizaron operativos para allanar decenas de locales en los que se celebraban fiestas clandestinas, que en algunos casos llegaron a reunir a cientos de personas y que, en su mayoría, fueron convocadas a través de las redes sociales.

Ritos de la Semana Santa
Francisco y vía crucis de cada día
Papa Francisco. Foto: Reuters

La crisis económica provocada por la pandemia “se ha hecho más pesada”, por lo que es necesario ayudar “a tantos hermanas y hermanas en dificultad”, solicitó el Papa durante el rezo del Ángelus, en el interior de la Basílica de San Pedro, después de la celebración litúrgica del Domingo de Ramos.

“Hemos entrado en la Semana Santa. Por segunda vez la vivimos en el contexto de la pandemia. El año pasado estábamos más conmocionados, este año estamos más probados. Y la crisis económica se ha hecho más pesada”, dijo Francisco.

Se trata de “una situación histórica y social” que conlleva problemas de carácter “físico, psicológico y sobre todo espiritual” que siembran “desconfianza” y “desesperación”, explicó.

“Y, a lo largo del Vía Crucis cotidiano, nos encontramos con los rostros de tantos hermanos y hermanas en dificultad: no pasemos de largo, dejemos que nuestro corazón se mueva a compasión y acerquémonos”, añadió.

Francisco inició los ritos de la Semana Santa con la celebración litúrgica del Domingo de Ramos y de la Pasión del Señor, en el interior de la Basílica y ante muy pocos fieles, en lugar de la plaza vaticana y con la presencia de decenas de miles de personas. Hace justo un año, Francisco impartió una histórica bendición “Urbi et Orbi” -desde una plaza de San Pedro del Vaticano totalmente vacía, una imagen que se ha convertido ya en un símbolo del silencio y el vacío en los que la pandemia ha sumido al mundo.

EFE

Argentina suma 7.208 contagios nuevos; recibe vacunas por Covax

El Gobierno de Argentina informó ayer domingo 7.208 nuevos contagios en las últimas 24 horas y los alcanzados por la pandemia son 2.308.597. La cifra casi duplica a la arrojada hace tan solo siete días, cuando el país reportó un total de 4.032 casos en 24 horas.

Ayer domingo se ingresaron al Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SNVS) 81 fallecidos y el total de muertos es de 55.449. Los recuperados suman 2.079.515.

Argentina recibió, ayer domingo, un embarque con 218.000 dosis de la vacuna AstraZeneca, la primera remesa que llega a través del mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), informó el gobierno.

El fármaco es creado por el laboratorio sueco-británico e investigadores de la Universidad de Oxford, y forma parte de los 9 millones de dosis que Argentina solicitó a Covax.

Argentina cuenta hasta ahora con vacunas Sputnik V, de Rusia, Sinopharm, de origen chino; y Covichield, del instituto indio Serum, elaboradas con transferencia de tecnología de Oxford/AstraZeneca.

Hasta ayer se aplicaron poco más de 3,6 millones de dosis en todo el país, de 44 millones de habitantes, según el Monitor Público de Vacunación. Argentina supera los 2,3 millones de casos de COVID-19 desde el inicio de la pandemia con 55.368 fallecidos.

A patir de hoy lunes, se reprograman todos los vuelos internacionales para espaciar los arribos y cumplir los nuevos protocolos.

Con información de La Nación-GDA y AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados