La muerte de Alberto Nisman

Caso Nisman queda en un limbo por apelación

Único indagado por su muerte traba el pase al fuero federal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La apelación presentada por Lagomarsino frenó el pase al fuero federal. Foto: AFP.

Diego Lagomarsino , el colaborar que le prestó a Alberto Nisman el arma que le provocó su muerte, apeló ayer la decisión de la jueza en lo criminal Fabiana Palmaghini de enviar el expediente al fuero federal.

Tal como había anticipado La Nación días atrás, Gabriel Palmeiro, el abogado de Lagomarsino, presentó hoy la apelación ante el juzgado de Palmaghini, que deberá habilitar el camino hacia la Cámara del Crimen.

La Cámara deberá fijar una nueva fecha de audiencia para tratar el tema y luego decidir. Los camaristas podrían revocar el fallo de la jueza y devolverle el caso, o confirmarlo y enviar la causa a la justicia federal.

Tras la extensa declaración del ex espía Antonio Jaime Stiuso —en la que aseguró que Nisman fue asesinado por la denuncia que presentó contra la ex presidenta Cristina Kirchner—, Palmaghini se declaró incompetente para seguir a cargo del expediente y decidió que el caso pase al fuero federal.

La decisión de la magistrada podía ser apelada por Lagomarsino, el único imputado en la causa, y por la fiscal Viviana Fein. La fiscal no apeló porque su superior ante la Cámara del Crimen, Ricardo Sáenz, ya presentó un dictamen en el que apuntala la teoría del homicidio por sobre la del suicidio y pide el pase al fuero federal.

Quien sí presentó una apelación para que el caso continúe en el fuero en lo criminal ordinario es Lagomarsino, quien según su testimonio entregó a Nisman un arma la noche antes de su muerte y a pedido del ex titular de la UFI AMIA, quien según sus dichos temía por su seguridad.

Esa fue el arma que mató a Nisman, cuyo cuerpo fue encontrado el 18 de enero del año pasado en el baño del departamento que alquilaba en las Torres Le Parc, del barrio de Puerto Madero.

Palmaghini emitió una resolución en la que se declaró incompetente tras escuchar el testimonio del ex director de Operaciones de la SIDE, quien dijo que Nisman fue víctima de un homicidio y apuntó al anterior Gobierno nacional.

Antes de morir, Nisman denunció a la ex presidenta Cristina Kirchner y al ex canciller Héctor Timerman, entre otros, por encubrir el atentado a la AMIA a raíz de la firma del memorándum de entendimiento con Irán, declarado inconstitucional por la Justicia.

Esa denuncia fue archivada por el juez federal Daniel Rafecas por entender que carecía de entidad abrir una investigación.

A la hora de declarar su incompetencia, Palmaghini se basó además en los dichos de otro ex espía, "Moro" Rodríguez, quien dijo que por lo que conocía de Nisman, el fiscal no podía haberse suicidado.

Además, aludió a supuestos delitos cometidos en la preservación de la prueba luego del hallazgo del cuerpo del fiscal y a que Nisman habría sido víctima de intromisiones ilegales en su correo electrónico y en su teléfono celular, ambos delitos del fuero federal.

Confianza.

El ministro de Justicia, Germán Garavano , aseguró hoy que no cree que haya "mayores garantías" en la investigación por la muerte del fiscal Alberto Nismansi es que pasa al fuero federal.

"Es muy difícil, no tenemos mayores garantías. Es un tema que hace a las competencias de los distintos fueros y al enfoque de la jueza (Fabiana) Palmaghini. Hoy tenemos una Justicia que goza de poca confianza en la comunidad. Esto no se cambia de un día para el otro, la Argentina adolece de serios problemas en la investigación criminal", aseguró Garavano. Garavano dijo que no tiene una opinión formada sobre si se trató de un suicidio o un asesinato, y criticó que a más de un año, la Justicia no haya podido despejar esa duda. "Si no se puede verificar un suicidio, la hipótesis que subyace es la del homicidio", sostuvo el funcionario. Además, aseguró que cree que "en los próximos meses la Justicia debiera dar un veredicto en relación, al menos, a las circunstancias del hecho".

Sanción por manejo de cuentas de Nisman.

La divulgación de detalles de la cuenta que tenía el ex fiscal fue considerado como "un incidente serio" por la unidad antilavado estadounidense, que sancionó a la Unidad de Información Financiera (UIF).

La suspensión ocurrió hace nueve meses. Y el gobierno de Estados Unidos detuvo el flujo de datos de inteligencia financiera hacia la Argentina. Lo frenó por la filtración interesada en Buenos Aires de datos confidenciales sobre el patrimonio del fiscal Alberto Nisman cuando el kirchnerismo buscaba, tras su muerte, destruir su imagen pública, confirmaron tres fuentes oficiales a La Nación. El corte, que se ejecutó en junio pasado, fue total. Desde entonces, las autoridades de la unidad antilavado estadounidense (FinCen, su acrónimo en inglés) no envían ningún dato a su contraparte local, la UIF, entonces liderada por José Sbattella. Washington considera lo ocurrido como un "incidente serio", más aún porque no se trató de un incidente aislado, sino de una conducta reincidente del kirchnerismo. En 2009, en plena campaña electoral, datos de inteligencia que la FinCen había enviado a la UIF sobre Francisco de Narváez —por entonces candidato opositor— terminó en el diario entonces oficialista Página 12, por lo que cortó relaciones con la unidad, que estaba a cargo de Rosa Falduto. Según un informe del Departamento de Estado, se centra en la capacidad real que muestra el Estado argentino para aplicar las leyes, combatir el lavado y el financiamiento del terrorismo. LA NACIÓN/GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados