INVESTIGACIÓN 

Caso Madeleine McCann: policía descubrió un lugar secreto que podría ser clave

Tienen un nuevo objetivo en la mira: una propiedad en Portugal que pertenece a la exnovia del sospechoso del asesinato de Maddie

Los padres de Madeleine McCann. Foto: Archivo El País
Los padres de Madeleine McCann. Foto: Archivo El País

Ya pasaron 14 años de la desaparición de Madeleine McCann, pero poco se sabe de lo que pasó, aunque en los últimos meses se ha avanzado mucho en la investigación.

Ahora la policía tiene un nuevo objetivo en la mira: una propiedad en Portugal que pertenece a la exnovia del sospechoso del asesinato de Maddie, la niña que tenía tan solo tres años cuando se perdió su rastro, el 3 de mayo de 2007, en un complejo hotelero de Praia da Luz en donde se hospedaba junto a sus padres.

La quinta, de más de 5.000 metros cuadrados, está ubicada en Algarve, la región portuguesa conocida por sus playas y sus centros turísticos de golf, cerca de la casa de Nicole Fehlinger, la expareja de Christian Brueckner, el sospechoso del asesinato de Madeleine.

El periódico The Mirror informó que Dieter Fehlinger, el padre de Nicole, reveló que la propiedad nunca fue registrada con anterioridad. Dieter habló con la policía alemana y confirmó que la propiedad era inaccesible.

“El área está completamente cubierta de maleza, no es visible. Nadie podía entrar o salir, solo mi hija y quizás Brueckner con ella“, manifestó Dieter.

El terreno, ubicado a 60 kilómetros de Praia da Luz, está vigilado por cuatro perros “agresivos” y es cercano al lugar donde vivía Nicole. “Nadie sabe que mi hija no solo tenía a su disposición la residencia privada en Portugal, sino también un recinto separado”, confirmó Dieter. Y aseguró: “Nadie realizó una búsqueda en ese lugar, ni el terreno apareció nombrado alguna vez en el caso”.

El año pasado, la policía alemana comenzó una nueva investigación y señaló a Brueckner, de 44 años, como el principal sospechoso de la desaparición de la pequeña.

Bruecker cumple actualmente una condena de siete años tras haber sido declarado culpable de violar a una mujer estadounidense de 72 años en 2005 (dos años antes de la desaparición de Maddie y cerca del lugar del presunto crimen), en un domicilio de Praia da Luz. El alemán también fue acusado de abusar de la hija de cinco años de su exnovia, en 2013.

En su momento, los investigadores del caso temieron que Brueckner trasladara a la pequeña a su país natal luego de secuestrarla. Sin embargo, el fiscal Hans Christian Wolters, informó que la policía cree que Maddie, quien tendría 18 años en la actualidad, fue asesinada en Portugal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados