CRIMEN EN MONTAÑITA

La carta de una de las mendocinas a su madre antes de viajar a Ecuador

Una de las dos chicas mendocinas que fueron asesinadas en Montañita, Ecuador, le había dejado a su madre una carta antes de viajar en la que decía que"llegó el momento de desplegar mis alas y volar sola". La madre la compartió ahora en Facebook.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
María José le había escrito una carta a su madre antes de viajar. Foto: Facebook Gladys Stefanni / La Nación

Sin quererlo ni pensarlo, la despedida fue para siempre, y el dolor familiar no cesa. Por eso, para aminorar el sufrimiento, Gladys Stefanni, la mamá de María José Coni (22), decidió dar a conocer la carta que Majo le escribió antes de partir de vacaciones hacia Montañita, Ecuador, donde fue asesinada junto a su amiga Marina Menegazzo (21).

Fue un escrito, quizás premonitorio, donde la joven se lanzaba a un largo viaje: "Llegó el momento de desplegar mis alas y volar sola".

"Hasta la vuelta", le dijo a su mamá a mediados de enero, ya que su regreso estaba previsto 45 días después. Sin embargo, en la reconocida localidad balnearia encontró la muerte junto a una de sus mejores amigas.

Por el crimen, la Justicia ecuatoriana encontró a dos culpables, a quienes les otorgó la pena más alta en la historia del país: 40 años de cárcel para Segundo Mina Ponce, de 34 años, como autor material, y para Aurelio Eduardo "el Rojo" Rodríguez, de 39, como coautor.

Las jóvenes fueron encontradas sin vida en Ecuador. Foto: La Nación
Las jóvenes fueron encontradas sin vida en Ecuador. Foto: La Nación

Con dedicación, cariño y llena de detalles, que la caracterizaban, Majo le dejó a Gladys una hoja de su agenda, escrita de puño y letra, utilizando marcadores de diversos colores y dibujos de corazones.

"No me gustan las despedidas, y menos esta que es por un tiempo largo...por lo menos para mí que nunca me voy más de 10 días", inicia el escrito. "De más está decirles que los voy a extrañar horrores, espero que vos a mi también", continúa, con un guiño a su mamá, con un corazón.

La misiva sigue así: "No peleen mucho, ríanse y disfruten el día a día, que la vida es corta y pasa rápido. Si bien me maté trabajando este año, sin el granito de arena de cada uno de ustedes no hubiera sido posible. Gracias por acompañarme, sostenerme, aguantarme y bancarme. No me quiero poner mal, así que los voy dejando. Llegó el momento de desplegar mis alas y volar sola. ¡Los amo mucho! Cuídense. Nos vemos en 45 días!!!. JO".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)