crisis política en brasil

Cardoso le pide la renuncia a Rousseff

El ex presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso propuso ayer la formación de un consenso nacional más allá de las diferencias partidarias, que anteceda a un nuevo gobierno a ser formado tras la eventual renuncia, que recomendó, de la mandataria Dilma Rousseff.

"Acepto conversar con ella (Dilma) en cualquier momento, conversar no quiere decir que voy a adherir a sus opiniones, yo le diría que la situación es calamitosa, que este no es un momento para pensar en términos partidarios sino en términos cívicos", afirmó ayer Cardoso, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB).

Si Rousseff declinara a su cargo sería reemplazada por el vicepresidente Michel Temer, del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) que el jueves presentó una plataforma económica distinta a la que está aplicando Rousseff. El programa económico alternativo de Temer confirma sus divergencias con Rousseff, con quien las relaciones están distantes desde hace dos meses cuando el vicepresidente sugirió que está dispuesto a ser prenda de "unidad nacional" si le tocara asumir la presidencia.

"El problema de Brasil es político, la presidenta sigue perdiendo fuerza, credibilidad," señaló Cardoso en entrevista concedida a una radio del sur brasileño. En otra entrevista realizada el lunes Cardoso ya había manifestado que para salir de la crisis es necesario construir un gran consenso como el impulsado en el año 1992 antes de la caída del entonces mandatario Fernando Collor de Mello. "Se podría formar una suerte de colegio de cardenales con personalidades que discutan la salida a la crisis;hay que inventar el futuro pero para eso ella debe aceptar que tiene que renunciar como un acto de grandeza". "Todo el sistema político está viciado, la crisis política es más grave que la crisis en la economía, hay un nudo que debemos desatar entre todos", planteó.

"Haciendo una comparación, esto me recuerda lo que pasaba en Francia cuando el sistema estaba ingobernable y allí vino (Charles) De Gaulle y puso orden en la casa, claro de Gaulle era general y autoritario", comparó Cardoso.

Y agregó: "claro que yo no quiero un general ni un autoritaro, pero falta que tengamos una solución", argumentó Fernando Henrique Cardoso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados