AGRESIONES

Caos en Honduras al nombrar dos presidentes del Congreso

Cálix, acusado de “traidor” por Castro, prometió sin embargo trabajar por el programa de la presidenta electa, que debe asumir el gobierno el próximo jueves.

El ministro de Gobierno de Honduras, Leonel Ayala, juramenta al diputado Jorge Calix como presidente de la Mesa Directiva Provisional del Congreso Nacional. Foto: AFP
El ministro de Gobierno de Honduras, Leonel Ayala, juramenta al diputado Jorge Calix como presidente de la Mesa Directiva Provisional del Congreso Nacional. Foto: AFP

El Congreso de Honduras nombró ayer dos presidentes en ceremonias separadas, profundizando una crisis política a cuatro días de la asunción de la izquierdista presidenta electa, Xiomara Castro.

Diecinueve diputados disidentes del partido de Castro, Libertad y Refundación (Libre), con apoyo de formaciones de derecha, eligieron a Jorge Cálix como presidente del Congreso en un centro social, de acuerdo con una lista proporcionada por el propio legislador.

En paralelo, parlamentarios de Libre leales a Castro y el Partido Salvador de Honduras (PSH) nombraron a Luis Redondo, de esta última formación y en el marco de un acuerdo entre ambos partidos, en el edificio del Congreso.

Castro había llegado a un acuerdo con el PSH para votar a Redondo, de esa formación, como titular del Congreso.

Cálix, acusado de “traidor” por Castro, prometió sin embargo trabajar por el programa de la presidenta electa, que debe asumir el gobierno el próximo jueves.

Confuso

Cálix afirmó que su juramentación tuvo lugar en un centro social porque el edificio legislativo estaba rodeado los simpatizantes de Castro y temía por su seguridad.

Dijo que logró el apoyo de 80 legisladores para presidir el parlamento. Habría recibido 44 votos del Partido Nacional (PN, derecha, del gobierno saliente), 15 del Partido Liberal (PL) y 19 de Libre, según listas proporcionadas por el diputado, lo que da un total de 78.

El sector de Castro dijo que Redondo recibió el voto de 96 legisladores, incluyendo suplentes. No obstante, es difícil corroborar los apoyos recibidos por el legislador del PSH, pues la votación fue a mano alzada en una caótica sesión desbordada. Se requieren 65 votos para lograr la dirección del Congreso, la mitad más uno de los 128 escaños.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados