TENSIÓN

Canciller ruso lamentó que hoy, entre Estados Unidos y Rusia, haya menos respeto que en la Guerra Fría

Serguéi Lavrov calificó de "excesos" las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en las que llamó "asesino" al jefe del Kremlin, Vladímir Putin.

Serguéi Lavrov, canciller ruso. Foto: Reuters
Serguéi Lavrov, canciller ruso. Foto: Reuters

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, lamentó este martes que entre Rusia y Estados Unidos haya ahora menos respeto que en tiempos de la Guerra Fría, aunque se mostró dispuesto a reunirse con su colega estadounidense, Antony Blinken.

"Considero que en la Guerra Fría había tensión, por supuesto, muy seria, no pocas veces se produjeron situaciones de riesgo, crisis. Pero había un respeto mutuo, del que ahora tenemos déficit", dijo Lavrov en una entrevista con la agencia RIA Nóvosti.

Lavrov calificó de "excesos" las declaraciones del presidente de EEUU, Joe Biden, en las que llamó "asesino" al jefe del Kremlin, Vladímir Putin, o le advirtió que tendrá que "pagar" por la injerencia en las elecciones presidenciales de 2020.

También calificó de "esquizofrénicas" las declaraciones de la Casa Blanca de que las sanciones adoptadas con Moscú permitirán reducir la tensión en las relaciones entre ambas potencias.

Recordó las palabras de Putin en su reciente discurso sobre el estado de la nación sobre que Moscú está dispuesto a "acuerdos lo más amplios posibles" si responden a sus intereses, pero que reaccionará de manera "dura" a cualquier intento de cruzar "las líneas rojas".

Al mismo tiempo, se mostró abierto a entrevistarse con Blinken en el marco del Consejo Ártico que se celebrará en Islandia el 20 y 21 de mayo.

"Si dependiera de nosotros, seguramente volveríamos a unas relaciones normales y en calidad de primer -evidente, creo yo, pero no difícil- paso, anularía todas las medidas que restringen el trabajo de los diplomáticos", dijo.

Lavrov se refería a las recientes sanciones mutuas, que incluyen la expulsión de diez diplomáticos y otras restricciones, incluido listas negras de altos funcionarios.

Culpó a Barack Obama de iniciar esa escalada al adoptar sanciones diplomáticas dos semanas antes de dejar la Casa Blanca en 2016, proceso que la Administración de Donald Trump no pudo revertir.

"Vemos que la Administración Biden también continúa a deslizarse por esa misma cuesta", afirmó.

Pese a todo, subrayó que Moscú está estudiando la invitación de Biden a Putin para celebrar una cumbre en un tercer país y expresó su confianza de que Washington comprenda su "responsabilidad en la estabilidad estratégica del mundo".

Según informó el pasado domingo Kremlin, esa cumbre podría celebrarse en junio próximo

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados