VIDEO

Camión lanzado contra la gente en Berlín: 12 muertos

El terrorismo golpea de nuevo a Alemania con la misma arma que en Niza.

Camión embiste a multitud en Alemania, 9 muertos
Camión embiste a multitud en Alemania, 9 muertos

Alemania fue golpeada ayer lunes por el terrorismo y el arma usada, como en el caso de Niza en julio, fue un camión lanzado contra una multitud. Al menos 12 personas murieron y unas 48 resultaron heridas cuando el camión arremetió en un mercado navideño en el centro de Berlín.

Dos hombres iban en el camión. Uno murió y el otro fue capturado herido cuando el vehículo chocó contra la gente reunida en un mercado próximo a la iglesia Kaiser Wilhelm, mantenida en ruinas tras la Segunda Guerra Mundial.

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, dijo que hay "muchos indicios" que se trató de un atentado terrorista. "No quiero usar la palabra ataque todavía, pero hay muchos indicios que apuntan en ese sentido", declaró.

La canciller alemana, Angela Merkel, lamentó la tragedia. "Estamos en duelo y esperamos que los numerosos heridos recibirán la ayuda necesaria", dijo su portavoz, Steffen Seibert, en Twitter.

Estados Unidos calificó de "aparente atentado terrorista" el incidente en Berlín. "Estados Unidos condena en los términos más firmes lo que parece ser un atentado terrorista en un mercado navideño de Berlín", dijo el portavoz de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price, en un comunicado.

Imágenes de televisión mostraban al camión parado en medio de restos de puestos de madera que se establecen en la ciudad en esta época del año.

El incidente recordó un ataque en julio en Niza, Francia, cuando un hombre de origen tunecino condujo un camión a lo largo de una costanera en medio de una multitud reunida para ver fuegos artificiales por el Día de la Bastilla. Murieron a 86 personas. La policía mató al conductor del camión del ataque en Niza, que fue reivindicado por Estado Islámico.

De Italia a Polonia.

El camión de Berlín tenía matrícula polaca y había partido desde Italia para volver a Polonia.

Así lo informó ayer el diario Guardian, según el cual el vehículo debía detenerse en Berlín para entregar el cargamento. Hay fuertes sospechas, afirmó el Guardian en su portal de Internet, que el camión fue robado durante el viaje.

El corresponsal de la ARD de Varsovia confirmó que el camión que causó la tragedia en Berlín llegaba de Italia y que el director de la empresa de transporte polaca sostiene que su vehículo fue robado y su conductor raptado. Según reportó la cadena televisiva N24, el camión transportaba andamios de acero desde Italia y debía descargarlos hoy en Berlín.

Hasta ahora, Alemania no había sufrido ataques yihadistas de envergadura, pero sí atentados islamistas cometidos recientemente por personas aisladas.

El Estado Islámico reivindicó en julio un atentado perpetrado por un sirio de 27 años que causó 15 heridos, y una ataque con hacha también cometido por un solicitante de asilo, probablemente afgano, de 17 años, que dejó cinco heridos. En octubre, un sirio se suicidó en la cárcel después de haber sido detenido. Preparaba un atentado contra el aeropuerto de Berlín.

Y este fin de semana la policía alemana informó de la detención de un niño de 12 años, radicalizado por el Estado Islámico, que intentó dos veces atacar un mercadito de Navidad con una bomba rudimentaria rellena de clavos. El intento resultó fallido, pero el niño, un alemán-iraquí, se había convertido en la nueva pesadilla de Alemania.

El niño intentó atacar primero el 26 de noviembre, en el Weihnachtsmarkt (mercado navideño) de la ciudad de Ludwigshafen, según el semanario alemán Focus.

El explosivo, una "bomba de clavos", no estalló y por eso algunos días después, el 5 de diciembre, el niño lo ubicó en un "arbusto cerca del municipio" de Ludwigshafen.

Una fuente oficial de la Cancillería alemana confirmó los detalles al semanario pero precisó que, según la Policía, la bomba hubiera podido quemar pero no estallar.

Según los investigadores consultados por Focus, el niño estaba "fuertemente radicalizado" y probablemente "instigado o guiado" por un "componente desconocido" del Estado Islámico.

En el verano boreal pasado el niño ya quería ir a Siria para unirse al Estado Islámico.

La Fiscalía federal confirmó que está investigando sobre la bomba, y la ciudad de Ludwigshafen afirmó que el niño está en un "lugar seguro" y no puede hacer daño.

Otro mercadito de Navidad, en la ciudad de Estrasburgo, había sido puesto en la mira por islámicos que querían atacar con una olla bomba en diciembre de 2000, pero fueron detenidos.

Tiroteo en Zúrich cerca de un centro islámico.

Tres personas resultaron heridas ayer lunes durante un tiroteo cerca de un centro islámico en el centro de Zúrich, informó la policía. Medios de comunicación helvéticos reportaron que un sospechoso se dio a la fuga tras el incidente cerca de la principal estación de tren de la capital financiera de Suiza.

No estaba claro ayer si el centro islámico o cualquiera de los otros negocios registrados en los edificios cercanos eran el blanco del ataque o qué lo habría motivado. La policía de Zúrich confirmó que había personas heridas. El centro está registrado como una asociación que permite a los musulmanes practicar su religión, particularmente a través de la instrucción sobre las creencias y enseñanzas islámicas. REUTERS

Pistas y reacciones.

El conductor del camión había entrado en Alemania como refugiado, probablemente paquistaní, según informaciones del diario "Die Welt".

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que lo de Berlín fue una "masacre" de "cristianos" por parte de "terroristas islámicos".

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, dijo que hay "muchos indicios" para pensar que fue un atentado.

Estados Unidos habló de "aparente atentado terrorista". "Alemania es uno de nuestros aliados más fuertes, y estamos junto a Berlín en la lucha contra todos aquellos que atentan contra nuestra forma de vida y amenazan nuestras sociedades", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados