ANÁLISIS

Cambios, burocracia y realidad

A primera vista, las nuevas normas anunciadas por Arabia Saudita no parecen gran cosa.

El príncipe heredero Mohamed bin Salmán (centro). Foto: AFP
El príncipe heredero Mohamed bin Salmán (centro). Foto: AFP

En el léxico denso y burocrático, otorgan a todos los sauditas mayores de 21 años el derecho a manejar los asuntos de familia y los propios, en tanto las autoridades dijeron que todos los adultos pueden obtener pasaportes y viajar por su cuenta. Sin embargo, en materia de relaciones de género en el reino, las nuevas normas son un sismo porque por primera vez otorgan a las mujeres el tipo de derechos que hasta ahora controlaban sus familiares masculinos.

Los cambios fueron anunciados como parte de un impulso más amplio del príncipe Mohamed bin Salmán, para cambiar la economía y abrir la sociedad.

Pero, junto con los cambios sociales, se han producido acciones más riesgosas que suscitan interrogantes respecto de si el audaz liderazgo de Bin Salmán desestabilizará al reino, y a la totalidad de Medio Oriente. Sus fuerzas militares están estancadas y acusadas de crímenes de guerra en Yemen. El asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el Consulado saudita en Estambul, provocó la condena global.

Si bien las regulaciones parecen de rutina, plantearán una diferencia enorme para algunas sauditas, como son los casos de quienes están separadas de sus maridos y las que tienen que navegar por la burocracia en nombre de sus hijos, sostiene Adam Coogle, un experto en temas sauditas en Human Rights Watch.

No resulta claro el motivo de haber anunciado las normas ahora, pero el reino probablemente quería concitar la atención con algunas noticias positivas. Los resultados se conocerán a medida que las normas se abran camino en la burocracrcia esclerótica del reino. Dentro de los hogares, los hombres sauditas conservadores mantendrán el poder sobre sus familiares femeninas, más allá de lo que indiquen las leyes.

Coogle también señala que si el gobierno no interviene para aplicar las regulaciones, los empresarios y autoridades pueden continuar exigiendo la participación de los tutores masculinos. “Ese es el truco”, dijo. “Veremos qué infraestructura crean para implementar los cambios”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)