TENSIÓN EN LA FRONTERA

Caen dos ministros en Ecuador por no atrapar a "Guacho"

Renunciaron los titulares de Interior y Defensa; tenían diez días para capturar al exguerrillero de las FARC.

El ex guerrillero de las FARC alias "Guacho" está acusado de tráfico, secuestro y asesinato. Foto: Captura de video
El ex guerrillero de las FARC alias "Guacho" está acusado de tráfico, secuestro y asesinato. Foto: Captura de video

El deterioro de la seguridad en la frontera con Colombia ha provocado una sacudida política en Ecuador con la renuncia de dos ministros, al cumplirse el plazo dado por el jefe de Estado, Lenín Moreno, para que se capturara a "Guacho", a quien se le atribuyen atentados, secuestros y asesinatos.

Al ministro del Interior, César Navas, y a su colega de Defensa, Patricio Zambrano, el presidente Moreno les aceptó la renuncia un día después de que venciera el plazo dado por el gobernante para capturar a ese disidente de las FARC.

A Walter Patricio Arizala, alias "Guacho", se le atribuyen ataques en el norte del país ocurridos desde el pasado 27 de enero, cuando estalló un coche bomba cerca de una estación de policía, dejando 28 heridos leves.

Tras ese suceso, otros ataques con explosivos dejaron cuatro militares fallecidos y otros heridos. A él también se le adjudica el secuestro y asesinato en cautiverio de un equipo periodístico del diario El Comercio, de Quito.

Ante estos hechos, la semana pasada Moreno exigió responsabilidades a los ministros de Interior y de Defensa y anunció que si no le traían a "Guacho" en 10 días esperaba de ellos que dieran "un paso al costado".

Desde el pasado 26 de marzo, cuando fue secuestrado el equipo periodístico, Navas estuvo al frente del caso, que terminó en tragedia con el asesinato del periodista Javier Ortega, del fotógrafo Paúl Rivas y del conductor Efraín Segarra.

Además, apenas cuatro días después de confirmarse el asesinato del equipo de prensa, Navas informó de otro secuestro, esta vez de los ecuatorianos Óscar Villacís y Katty Velasco, también en la zona fronteriza con Colombia y presuntamente a manos del grupo de "Guacho".

Ricardo Rivas, hermano del fotógrafo asesinato, dijo a EFE que la decisión del presidente Moreno respecto a Navas y Zambrano respondió "a la presión social y la indignación que existe en el pueblo ecuatoriano por el mal manejo de este caso".

La dimisión de los ministros se produjo un día después de cumplirse un mes del secuestro del equipo de prensa, sin que sus familiares hayan conseguido información clara ni sobre el proceso para el rescate ni sobre el paradero de sus cadáveres.

Los tres fueron asesinados tras su secuestro el 27 de marzo. Los cuerpos todavía no han sido devueltos, pese a las gestiones del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Tras confirmarse el múltiple crimen, Ecuador y Colombia lanzaron una cacería contra el frente Oliver Sinisterra que dirige "Guacho".

El exguerrillero se apartó junto con centenares de hombres del proceso de paz que condujo al desarme de unos 7.000 combatientes y la transformación en partido de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Sin un mando unificado, las disidencias están implicadas en el tráfico de cocaína y la minería ilegal, de acuerdo con informes de inteligencia.

Se estima que estos grupos ya cuentan con unos 1.200 miembros.

La organización que comanda "Guacho" opera como brazo armado del cartel mexicano de Sinaloa y está vinculada en el contrabando de drogas hacia Estados Unidos, a través del Pacífico.

Los gobiernos, que ofrecen una recompensa de 230.000 dólares por información que conduzca a la captura de este exguerrillero, han desplegado unos 20.000 militares en los dos lados de la selvática frontera, con el objetivo de desarticular a las bandas armadas del narcotráfico.

Las operaciones militares y policiales han dejado varios capturados, aunque todavía no logran dar con el paradero de "Guacho".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º