Venezuela

Cae apoyo al chavismo de cara a las elecciones parlamentarias

La oposición lidera las encuestas pero los candidatos independientes se ubican en segundo lugar, a muy pocos puntos porcentuales de diferencia, y primeros como alternativa en el gobierno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nicolás Maduro. Foto: Reuters

El descenso sostenido que ha experimentado la popularidad del chavismo desde el 2014 ha hecho que un sector creciente de la población busque alternativas electorales diferentes a la oposición y al gobierno, advierte la encuesta más reciente de la firma Venebarómetro.

El estudio, basado en 1.200 entrevistas realizadas por el Instituto Venezolano de Análisis de Datos entre el 28 de mayo y el 11 de junio de 2015, revela que la oposición ocupa el primer lugar de preferencia con 32,6%, mientras que 27,6% del electorado se inclina por candidatos independientes ante las próximas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre y el chavismo queda relegado al tercer puesto, con 20,8%. El resto se declara indeciso.

Si se polariza la intención de voto entre opositores y chavistas, el primer grupo sube a 41,8% y el segundo a 22,1%, mientras que los indecisos llegan a 20,6%. El resto, 15,6% y más de la mitad de los inclinados hacia los independientes, asegura que no votará.

Los números muestran una realidad: el descalabro del chavismo se agudiza y se van reduciendo las opciones de triunfo de este bloque, pero la Mesa de la Unidad Democrática no termina de asegurar la victoria debido a que no crece.

“Está operando más un voto castigo que un voto a favor de algo. La oposición debe avanzar más en brindar sus propuestas específicas y debe aumentar su nivel de penetración social en las comunidades”, asegura Edgard Gutiérrez, Coordinador de Venebarómetro.

En la encuesta de junio, 48% de los entrevistados evaluó positivamente la labor de la MUD, un repunte de 4,3 puntos respecto a los números de mayo.

Por su parte, 27,4% calificó de “buena” la gestión del presidente Nicolás Maduro por el bienestar de Venezuela, la cual fue valorada como mala por 71,2%; 3,9 puntos porcentuales más que en mayo.

Los problemas del gobierno han influido negativamente en la popularidad del chavismo. 27,2% de los entrevistados se definió como “oficialistas” en junio; 5,8 puntos menos que en la últimas encuesta de mayo, cuando se ubicó en 33%.

Por primera vez en años este bloque pasó a ser la tercera fuerza del país. Está por detrás de la oposición, que tiene 35,9%, y de los neutrales, que pasaron de 24,3% a 30,7%.

Las causas. Dos problemas se presentan como grandes piedras que hunden la gestión de Maduro y la intención de voto por el oficialismo: la escasez y la criminalidad.

Al preguntar sobre los tres principales problemas que afronta el país, 74% de los entrevistados mencionó el desabastecimiento y la escasez de alimentos y 73%, la inseguridad. Por debajo estuvo el alto costo de vida (43%), el desempleo (20%) y los servicios de salud (8%).

La inseguridad es un mayor inconveniente para los estratos A, B y C, mientras que el desabastecimiento aumenta su importancia para las clases D y E, donde se ubica la base de apoyo del chavismo. Por consiguiente, la escasez de productos parece ser directamente proporcional a la merma de votos para el PSUV.

El mayor problema de Maduro es que no logra vender el discurso de la “guerra económica”, aunque habla de ella en 70% de los días que aparece en televisión desde que comenzó su tercer año de gestión, según un conteo de El Nacional.

57,3% de los interrogados por Venebarómetro, 3,8 puntos más que en mayo, consideró que el gobierno y el modelo socialista son los principales responsables de los aumentos de precios de los alimentos, mientras que 31,5% señaló a los comerciantes, productores y empresarios.

Si el chavismo no logra revertir esa tendencia con argumentos que hagan creíble la guerra económica, parece imposible que triunfe en las elecciones de diciembre, a juzgar por la importancia que tiene este problema para su base.

Gutiérrez espera que el gobierno adelante algunas acciones en los próximos meses para reducir los niveles de descontento y mejorar sus opciones electorales.

Pesimismo de cara al futuro

La encuesta de Venebarómetro señala que 83,9% de los entrevistados considera que la situación general del país es negativa, 2,7 puntos más que en mayo y 41 puntos más que en marzo de 2013, justo antes de que Nicolás Maduro llegara al poder.

67% de los interrogados piensa que las circunstancias continuarán mal en el futuro, contra 21,7% que tiene la esperanza de que mejoren. Está percepción está ligada a la economía. Por ejemplo, más de 80% de los interrogados dijo que el dinero no le alcanza ni para ropa, comida o medicinas. A más de 70% no le es suficiente para útiles y productos de limpieza, gastos de educación y de transporte.

Por su parte, las instituciones con mayor valoración positiva actualmente son el movimiento estudiantil (72,8%) y la Iglesia Católica (64,4%).

El próximo gobierno

Al plantear alternativas de poder distintas al gobierno de Maduro, 35,4% de los encuestados cree que una opción independiente es la más idónea, mientras que 27,8% considera a la MUD y 20,5% a un cambio dentro del chavismo. 4% ve como opción a los militares y 12% no sabe o no responde.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados