SENDERO LUMINOSO 

El cadáver de Abimael Guzmán está en manos de la Justicia de Perú

Guzmán murió el sábado a los 86 años en una prisión de máxima seguridad donde cumplía cadena perpetua desde el año 1992. 

Abimael Guzmán. Foto: AFP
Abimael Guzmán. Foto: AFP - Archivo 

El destino del cadáver del jefe histórico de la derrotada guerrilla maoísta Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, está en manos de la justicia de Perú tras el reclamo de su encarcelada viuda de recibirlo a través de una tercera persona para sepultarlo. 

El cuerpo de Guzmán, quien murió el sábado a los 86 años en una prisión de máxima seguridad donde cumplía cadena perpetua desde 1992, estaba este domingo en la morgue del Callao bajo custodia policial a la espera de una decisión judicial sobre su suerte.

La ley peruana señala que solo los familiares directos pueden recibir los restos de una persona que muere en prisión, pero dado que Guzmán carece de parientes conocidos y su esposa está presa, surgieron voces que piden cremarlo y deshacerse de las cenizas ante el supuesto vacío legal.

Pero Elena Yparraguirre, la esposa de Guzmán y número dos de la organización maoísta, autorizó legalmente desde prisión a una allegada para recoger el cuerpo de la morgue.

"La señora ha entregado un poder manuscrito a una apoderada para que solicite la entrega del cadáver", dijo a la AFP una fuente de su entorno que pidió reserva de su identidad.

El objetivo es darle una sepultura de acuerdo a sus creencias, aunque se ignora el destino que tendría el cuerpo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados