La salida británica de la Unión Europea

Brexit: plan B de May a examen del Parlamento

Laboristas presentaron enmiendas buscando un mayor control sobre el proceso de salida de la UE.

El Brexit ha dividido a los británicos desde el referéndum de 2016 que aprobó la salida. Foto: AFP
El Brexit ha dividido a los británicos desde el referéndum de 2016 que aprobó la salida. Foto: AFP

El Brexit, el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), volverá hoy martes a la Cámara de los Comunes. Los diputados deberán decidir sobre el "Plan B" de la primer ministra Theresa May, luego de que el parlamento le rechazara hace dos semanas el acuerdo que había negociado con tanta dificultad con la UE.

En realidad el nuevo plan difiere poco del original, y lo que busca es renegociar con la UE para evitar una frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte.

Cuando la Cámara de los Comunes rechazó el 15 de enero el acuerdo alcanzado por May, dejó a Reino Unido ante la amenaza de salir de la UE sin un acuerdo el 29 de marzo, la fecha fijada para el divorcio.

La primer ministra prometió intentar renegociar el texto con la UE, pero sus detractores afirman que no lo conseguirá y defienden que el parlamento debe tomar ahora el control.

May este martes en el Parlamento británico. Foto: Reuters
May este martes en el Parlamento británico. Foto: Reuters

Así, varios grupos de diputados presentaron sus enmiendas para la votación de hoy.

Una enmienda del líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, pide que se debata y se vote sobre las opciones para evitar un Brexit sin acuerdo. Estas incluyen negociar una nueva unión aduanera entre Reino Unido y la UE. También organizar un segundo referéndum sobre el acuerdo final.

La diputada laborista Hilary Benn elaboró una enmienda en la que pide al gobierno que ponga a consideración del parlamento qué opción tendría mayor apoyo de la cámara: Brexit sin acuerdo, segundo referéndum o renegociación.

Por su parte, el conservador Dominic Grieve presentó una enmienda que obligaría al gobierno a conceder seis días a los diputados, en febrero y marzo, para debatir y votar sobre diferentes opciones.

La diputada laborista Yvette Cooper presentó una enmienda que establece que si en la fecha del 26 de febrero no se ha aprobado un acuerdo de Brexit, el gobierno debe retrasar la salida de Reino Unido de la UE hasta el 31 de diciembre de 2019. Esta opción tiene el apoyo de algunos exministros del Partido Conservador de May.

En medio de todas estas propuestas, el ministro de Comercio Internacional, Liam Fox, acusó a los diputados de intentar "secuestrar el Brexit" y de negar el resultado del referéndum que en 2016 decidió la salida británica de la UE.

Londres. Manifestaciones en contra del acuerdo de la primera ministra con la Unión Europea. Foto: Efe.
Londres. Manifestaciones en contra del acuerdo de la primera ministra con la Unión Europea. Foto: Efe.

Pero el líder laborista Corbyn afirmó que el gobierno no tiene ideas nuevas y que "los diputados deben actuar ahora para romper el bloqueo". Y la también laborista Hilary Benn agregó: "Los diputados que hacen su trabajo no son conspiradores, están intentando solventar el lío que creó la primera ministra".

No todas las enmiendas serán sometidas a votación. La selección la hará el presidente de la Cámara, John Bercow.

Cualquiera de las enmiendas votadas necesitaría el apoyo de diputados de todos los partidos, pero es poco probable que el plan de Corbyn sea respaldado por los rebeldes del Partido Conservador.

Técnicamente, ninguna enmienda aprobada sería vinculante legalmente pero políticamente sería muy difícil para May ignorarlas.

Un portavoz de la primera ministra señaló que el Gobierno continúa trabajando para que la UE permita introducir cambios en el acuerdo del Brexit a fin de evitar el escenario más temido, una salida sin pacto. La Comisión Europea (CE) insistió ayer lunes, sin embargo, en que el tratado al que se llegó el pasado noviembre "no está abierto a la negociación".

"Infelices".

Además, una nueva campaña lanzada ayer lunes bajo el nombre "Lead not Leave" (Liderar no abandonar) aboga porque el Reino Unido continúe en la UE. La campaña es impulsada por la empresaria Gina Miller, que emprendió el proceso legal que obligó al Gobierno a pedir permiso al Parlamento para activar el Brexit, junto con el lord Maurice Saatchi, expresidente del Partido Conservador, y la baronesa laborista Helena Kennedy.

Todo este enrevesado proceso va haciendo estragos en la sociedad británica, tal y como puso en evidencia una encuesta de YouGov publicada ayer lunes, en la que un 62% reconocía que el Brexit les hace sentirse "infelices".

Los súper prevén menos productos

Los supermercados británicos estarán menos abastecidos en caso de un Brexit sin acuerdo, advirtieron ayer lunes las grandes cadenas en una carta dirigida a los diputados británicos. Las grandes cadenas de supermercados como Sainsbury, Waitrose, Asda y Lidl, afirman que los consumidores tendrían menos elección de productos y menor calidad de bienes alimentarios.

"Anticipamos riesgos importantes en cuanto al mantenimiento de la elección de productos, de la calidad y de la duración de vida de la comida que nuestros consumidores esperan encontrar en nuestras tiendas", afirman.

Un Brexit sin acuerdo, el peor escenario posible para los medios empresariales en Reino Unido, se traduciría entre cosas por un alza de los precios debido a una potencial caída de la libra y de la instauración de aranceles aduaneros. Los profesionales del sector insisten sobre todo en las perturbaciones que se prevén en la cadena de abastecimiento, dado que una gran parte de los productos frescos consumidos en Reino Unido son importados de otros países de la UE. Cerca de un tercio de los alimentos consumidos en el país proceden del continente europeo. Por ejemplo, en marzo, el mes en que los británicos tiene previsto abandonar la UE, el país suele importar el 90% de sus lechugas, 80% de sus tomates y 70% de sus frutas.

Los cinco escenarios posibles

1
Unión Europea Foto: Pixabay
Volver a negociar el acuerdo con la UE

Pese a que los líderes europeos no dejaron de expresar sus reticencias a reabrir la negociación, May quiere volver a hablar sobre su punto más conflictivo: el mecanismo para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda.

2
Theresa May. Foto: Reuters
Brexit sin acuerdo, el escenario más temido

Un rechazo por la UE a reanudar las negociaciones o una nueva derrota de May en el parlamento incrementarían el temor a que el 29 de marzo el Reino Unido se vea abocado a un Brexit sin acuerdo.

3
Protestas por el Brexit. Foto: EFE
Aplazamiento, opción con tres variantes

Ante la cercanía del 29 de marzo, pero el Brexit podría tener que ser aplazado. Puede ser necesario en caso de renegociación con la UE, de un segundo referéndum que May no quiere, o de elecciones legislativas anticipadas.

4
Manifestantes anti Brexit presionando a los legisladores para que no voten el acuerdo. Foto: AFP
Segundo referéndum para seguir en la UE

Algunos diputados quieren un segundo referéndum, que incluya la posibilidad de permanecer en la UE. La justicia europea dejó claro que Londres puede, si lo desea, parar el Brexit de forma unilateral.

5
El reloj del Palacio de Westminster, sede del Parlamento británico. Foto: AFP
Legislativas anticipadas

Esta posibilidad no puede excluirse a pesar de que la Cámara de los Comunes rechazó una moción de censura contra May. Si el bloqueo persiste, May podría presentar su dimisión o convocar nuevos comicios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)