LA SALIDA DEL REINO UNIDO DE LA UE

El Brexit, un penal en contra para la Premier

Advierten sobre las consecuencias económicas y para fichajes de si Reino Unido se retira de la UE.

Solo el 30% de los futbolistas son seleccionables para jugar con Inglaterra. Foto: Reuters
Solo el 30% de los futbolistas son seleccionables para jugar con Inglaterra. Foto: Reuters

Los equipos de la Premier League están dominando Europa este año (hay cuatro en cuartos de final de la Liga de Campeones), pero nubarrones negros se ciernen sobre el poderoso campeonato inglés si el Brexit se consume, lo que amenazaría el poder de la liga más rica del mundo.

No se ha alcanzado aún un acuerdo sobre los términos en los que el Reino Unido abandonará la Unión Europea, lo que está provocando muchas dudas a la economía británica.

Y la Premier League no está exenta de estas preocupaciones, sobre todo porque gran parte de su éxito, tanto deportivo como de negocio, se debe a estar basado en una colección cosmopolita de estrellas, entrenadores y propietarios.

¿Qué consecuencias tendría la salida británica de la UE para la Premier League?

El valor de la libra esterlina ha caído desde el resultado del referéndum de 2016 en que los británicos votaron a favor del Brexit, provocando que los traspasos que pagan los clubes ingleses a sus rivales europeos sean mucho más costosos.

El técnico del Tottenham, el argentino Mauricio Pochettino, explicó que la debilidad de la moneda británica era una de las razones por las que su equipo no había realizado ningún fichaje el pasado verano y comparó los efectos del Brexit a los de un accidente de coche.

El gabinete Deloitte, experto en las finanzas del fútbol, también señaló que la debilidad de la libra fue un factor que contribuyó a que el Manchester United, durante años el club más rico del mundo, haya perdido posiciones en la Football Money League, habiendo sido superado por los gigantes españoles Barcelona y Real Madrid.

En su campaña a favor del Remain (la permanencia en la UE) en 2016, el expresidente de la Premier League, Richard Scudamore, aseguró que el Brexit era “incongruente” con la apertura del campeonato inglés.

El interés global por la competición depende de poder reclutar a los mejores jugadores, sin importar de dónde procedan, y el final de la libre circulación de los jugadores europeos hace esta tarea de fichar mucho más difícil y costosa.

“La Premier League es fundamentalmente una constelación de estrellas”, explicó a la AFP Simon Chadwick, profesor de Industria Deportiva en la Universidad de Salford. “En consecuencia, cualquier medida adoptada para restringir el flujo entrante de talentos podría cambiar el posicionamiento de la Premier League en el mercado, reduciendo su ventaja competitiva”.

Los jugadores con nacionalidades europeas, que incluyen a muchos sudamericanos y africanos al poseer doble nacionalidad, deberán satisfacer exigencias mucho más estrictas para obtener un permiso de trabajo. En 2016, la BBC calculó que 332 futbolistas de las dos primeras categorías del fútbol inglés y del escocés no cumplirían los requisitos si se aplicasen las normas para ciudadanos no procedentes de la UE.

Con el Brexit, la Premier League también quedaría imposibilitada de fichar a jugadores menores de edad, a menos que el Reino Unido siga en el Espacio Económico Europeo (EEE), cosa poco probable. La FIFA prohíbe los fichajes de menores de 18 años, con la excepción de los movimientos en el seno del EEE, lo que permitió a jugadores como el español Cesc Fábregas o el francés Paul Pogba ser fichados por clubes ingleses a los 16 años.

Además, ya existen temores de que los derechos domésticos sufran una caída, con las televisiones pagando menos dinero en el periodo 2019-2022 de lo que desembolsaron por el trienio anterior.

Uno de los potenciales beneficiados del Brexit podría ser la selección nacional inglesa, ya que el aumento de las restricciones a los futbolistas extranjeros supondría mayores oportunidades para los jugadores domésticos. Actualmente, sólo el 30% de las plantillas de los clubes de la Premier League están compuestas por jugadores seleccionables por Inglaterra.

No obstante, la Premier League defiende que esta situación no beneficiaría al equipo nacional sino todo lo contrario, ya que bajaría el nivel de los internacionales ingleses al no competir cada semana contra los mejores.

¿Un freno para la Fórmula 1?

La nueva temporada de Fórmula 1 ya está en marcha, pero la acción en las pistas se está viendo ensombrecida por el Brexit. Siete de las diez escuderías que tomaron parte en el Gran Premio de Australia el 17 de marzo, tienen su base en territorio británico. El team principal de Mercedes, Toto Wolff, aseguró que un divorcio sin acuerdo sería “la madre de todos los líos”. “Los equipos de la Fórmula 1 viajan al menos 21 veces al año, nos movemos dentro y fuera del Reino Unido (...) La manera en la que obtenemos piezas u otros servicios en el último momento... las tasas aduaneras provocarían un enorme daño a la industria de la Fórmula 1 en el Reino Unido”, explicó. También preocupan los visados y permisos de trabajo, ya que personal de 26 nacionalidades trabajan en la Fórmula 1. McLaren, Williams, Renault, Racing Point y Red Bull también tienen su sede en el Reino Unido, igual que Haas, aunque esta última tiene una parte de su base en Estados Unidos. (AFP)

El Reino Unido tiene siete de las diez escuderías de la Fórmula 1. Foto: Archivo
El Reino Unido tiene siete de las diez escuderías de la Fórmula 1. Foto: Archivo
MÁS

May admite que le falta apoyo en el Parlamento

La primera ministra Theresa May reconoció ayer lunes que aún no consigue el apoyo para su propuesta sobre cómo sacar al Reino Unido de la UE, mientras miembros de su propio partido pedían su dimisión y el Parlamento maniobraba para arrebatar el control del Brexit al gobierno.

En uno de los momentos más importantes para el país en al menos una generación, los políticos estaban inmersos en una vorágine y, casi tres años después del referéndum sobre la membresía de Reino Unido en la UE, aún no está claro cómo, cuándo o si se llevará a cabo el Brexit.

En un momento de evidente debilidad de May, sus ministros insistían uno tras otro en que la mandataria sigue al timón y negaban estar implicados o conocer un supuesto complot para exigirle la dimisión.

Ayer lunes no estaba claro si o cuándo May volvería a proponer al Parlamento el acuerdo de divorcio al que llegó con la UE. La iniciativa fue rechazada por los legisladores con un margen 149 votos el 12 de marzo y de 230 votos el 15 de enero.

“Es con gran pesar que he llegado a la conclusión de que tal como están las cosas, todavía no hay suficiente apoyo en la Cámara de los Comunes para volver a presentar el acuerdo para una tercera votación”, dijo May.

La semana pasada, la UE acordó postergar la fecha de salida original, del 29 de marzo, debido al punto muerto en Londres. Ahora, Reino Unido dejará la UE el 22 de mayo si el acuerdo de May es aprobado por el Parlamento esta semana. Si no, tiene hasta el 12 de abril para esbozar sus planes.

May se negó a renunciar a que su acuerdo se apruebe eventualmente, señalando que las alternativas eran desagradables y que no había evidencia de una mayoría en el Parlamento para nada, excepto para evitar una salida abrupta “sin acuerdo”.

“A menos que esta Cámara lo acepte, un ‘no acuerdo’ no sucederá. No debe haber un ‘no al Brexit’”, dijo May, quien sostuvo que otro referéndum, un nuevo acuerdo o no abandonar la UE estaban entre las alternativas que no tienen una mayoría. (Reuters)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)